*

X

Una poderosa razón por la cual es importante empezar el día haciendo algo que nutra el espíritu

Salud

Por: pijamasurf - 07/10/2018

Sabiduría ancestral demuestra que es vital cómo empiezas el día

En el hinduismo se dice que en el día está el año, es decir, el día es un microcosmos del año. El año, a su vez, como es evidente, es un microcosmos de la vida: en un año hay diferentes estaciones en las cuales hay crecimiento, madurez, decadencia, muerte, etc. Esta misma idea aparece en numerosas cosmovisiones tradicionales y tiene un claro sentido intuitivo.

En todas las tradiciones espirituales es una costumbre empezar el día realizando meditación, contemplación, oración y/o purificación y no simplemente pararse e ir a trabajar o quedarse distraído. Generalmente, este tipo de prácticas se sincronizan con el amanecer o incluso antes, para aprovechar el silencio. Hay, por supuesto, razones devocionales detrás de esto. Pero felizmente, estas razones devocionales coinciden con motivos psicológicos. Por ejemplo, en un estudio reciente se descubrió que las mujeres que se levantan temprano se deprimen menos.

Ahora bien, si tomamos en serio esta idea de que un día es como una pequeña vida en sí misma, resulta aún más importante empezar el día con una inercia positiva que le dé sentido a la jornada. Sabemos que el ser humano es un ser de hábitos, y que los hábitos se refuerzan positiva o negativamente. Asimismo, sabemos que no hay nada que mejore el desempeño como la motivación y la confianza. Si tomamos todo esto en cuenta, resulta aún más obvio por qué es importante empezar el día realizando algo que nos coloque en una inercia positiva.

Otro ejemplo puede ilustrarlo mejor. Sabemos la importancia que tienen los primeros años de la vida en el desarrollo emocional, psicológico y físico de una persona. Un niño que no recibe amor y no es educado en sus primeros años de vida generalmente vivirá muchas dificultades a lo largo de la existencia, lo cual no significa que está condenado a sufrir por siempre, pero ciertamente le costará más trabajo. De igual manera, si vemos el día como un microcosmos, resulta lógico que si comenzamos la jornada sin darle amor y atención a nuestra vida y a nuestros procesos, nos costará más trabajo encontrar un vector positivo tanto en nuestro estado de ánimo como en nuestras capacidades cognitivas.

Es por todo esto que es tan importante empezar el día con ciclos virtuosos. No necesariamente debe ser rezando o meditando; puede ser quizás cantando, yendo a caminar, haciendo ejercicio, leyendo algún texto que nos inspire. Lo fundamental es que la actividad nos permita concentrarnos y nos haga sentir auténticamente bien, es decir, no como una indulgencia al placer, sino algo que nos haga conectarnos con nosotros mismos o con algo superior. Este envión anímico inicial se hará sentir durante el día, y será una capa de protección y fuerza para afrontar las diferentes circunstancias que se presentan en la jornada.

Te podría interesar:

Los libros que un psicoterapeuta podría escribir con la vida de sus pacientes

Salud

Por: pijamasurf - 07/10/2018

Vistos con humor e ingenio, los problemas que una persona lleva al consultorio del psicólogo podrían dar lugar a algunas de estas obras

Un psicoterapeuta suele ser testigo privilegiado de la condición humana y, más específicamente, de aquello que Jacques Lacan llamó “la dificultad de vivir”

Si vivir –por sí mismo, en todos los seres vivos– presenta sus propios problemas, en el ser humano a la lucha por la supervivencia se suma además la necesidad de entender por qué y para qué se vive, esto es, entender por qué está vivo y qué necesita hacer con su vida. Al final, las respuesta a estas preguntas son sencillas y en cierto modo equiparables a las de otros seres vivos, pero la singularidad humana obliga al sujeto a hacer un recorrido y una elaboración personales antes de poder responder.

Y eso, precisamente, es la materia de los psicoterapeutas, aquello que atestiguan: el esfuerzo del ser humano por enfrentar su propia dificultad, comprenderla y dejarla atrás. En pocas palabras, como también solía decir Lacan: pasar a otra cosa.

Sin embargo, el proceso no es sencillo, y sin duda los psicoterapeutas podrían dar fe de ello. De hecho, el motivo de esta nota es una serie de “libros” imaginados por el psicólogo Johan Deckmann a partir del componente esencial de algunos de los pacientes que han pasado por su consultorio. Una biblioteca peculiar que, si existiera, sería el muestrario perfecto de las contradicciones con las que el ser humano se enfrenta a lo largo de su existencia.

En general, esta es una muestra de ingenio y humor no sólo hacia el trabajo del propio Deckmann, sino también hacia cuestiones que acaso podríamos considerar con mayor sencillez y ligereza. La vida puede ser difícil, ¿pero no bastaría que cambiáramos un poco ese pensamiento para darnos cuenta de que puede ser, también, sumamente simple?

 

Cómo tener éxito instantáneo con tan sólo bajar tus estándares

 

Cómo pasar tu vida con las personas equivocadas porque te da miedo estar solo

 

Cómo despertar cada mañana y dedicar tiempo invaluable a hacer realidad el sueño de alguien más

 

Cómo mantenerte a ti mismo tan ocupado que nunca tengas tiempo para enfrentar tus problemas

 

Yo en las redes sociales / Yo

 

Cómo vivir tu vida de acuerdo a la definición que otros tienen de lo que eres

 

Cómo vivir una vida larga y saludable absteniéndote de todo lo que te da alegría

 

Cómo continuar cometiendo los mismos errores conocidos y esperar resultados diferentes

 

Cómo concluir que tu vida no va a ningún lugar y simplemente seguir concluyendo

 

Cómo sentirte satisfecho con lo ordinario cuando todo lo que deseas es extraordinario

 

Más imágenes en el perfil de Instagram de Deckmann.

 

También en Pijama Surf: 7 razones por las cuales la terapia psicológica funciona