*

X

Ver partidos de fútbol ayuda a combatir la demencia senil, según este psiquiatra

Buena Vida

Por: pijamasurf - 07/11/2018

Seguir con entusiasmo los partidos de tu equipo favorito podría tener más beneficios de los que crees

El fútbol es en nuestros días uno de los deportes con mayor popularidad en buena parte del mundo, lo cual significa también que se trata de un espectáculo con una enorme cantidad de seguidores, que con regularidad ven los partidos de su equipo favorito, sea por medio de una transmisión o acaso acudiendo al estadio donde éste juega.

Y si bien, como espectáculo, el fútbol se ha convertido también en una máquina impresionante de dividendos económicos, sus beneficios no se expresan únicamente en las cuentas de jugadores, dueños de clubes o patrocinadores, sino quizá también en el modesto aficionado, y más específicamente en su salud mental, pues de acuerdo con Alistair Burns, psiquiatra inglés, ver partidos de fútbol podría contribuir a combatir la demencia que en ocasiones afecta a las personas de edad avanzada.

Burns es actualmente director clínico del sistema de salud del Reino Unido; particularmente, de la división que atiende la salud mental de las personas ancianas. Recientemente, el médico declaró que mirar partidos clásicos de fútbol activa la “memoria emocional”, que en el campo de la psiquiatría contemporánea se considera más poderosa que la memoria común, pues está relacionada directamente con las experiencias subjetivas de una persona. 

En este sentido, la memoria emocional es capaz de fortalecer la actividad cerebral: cuando una persona recuerda algo que está asociado con emociones intensas, varias zonas de su cerebro trabajan conjuntamente para “revivir” literalmente ese hecho, pues hoy se sabe que cada vez que recordamos algo, nuestro cerebro vuelve a generar ese recuerdo y no sólo lo “recupera”, como se creía antes.

“Existe un vínculo positivo entre ver partidos clásicos de fútbol y mantener la mente activa”, señala Burns, quien asimismo elogia la práctica del deporte como una forma de mantener saludable la relación entre el cuerpo y la mente.

Así que ya lo sabes: la próxima vez que mires un partido de fútbol con particular entusiasmo, quizá estés cuidando también de tu salud mental futura.

 

También en Pijama Surf: Asistir a conciertos aumenta tu esperanza de vida más que el yoga o caminar (ESTUDIO)

Te podría interesar:
Según informó CNN, Bourdain se suicidó

El reconocido chef Anthony Bourdain, famoso por ser un entusiasta de las diferentes culturas del mundo, ha muerto hoy a los 61 años de edad. Según CNN, la cadena que transmite su show Parts Unknown, Bourdain cometió suicidio. Numerosas personalidades lamentaron la muerte del exitoso chef, quien recientemente había empezado una relación con la actriz Asia Argento.

Bourdain era una de las grandes estrellas de la crítica gastronómica mundial, y tenía un apetito inmenso por viajar y descubrir lo más raro, remoto y delicioso -o al menos interesante-. En cierta forma era un intrépido bon vivant, una persona que gusta de la buena vida, del vino, la comida y las historias alrededor de ésta.

Se le considera uno de los mejores escritores sobre gastronomía y uno de los pioneros en la televisión sobre gastronomía, que actualmente vive un momento de bonanza. En su aspecto de conductor de TV se le recuerda por aparecer bebiendo cerveza con Barack Obama o conversando tranquilamente con Iggy Pop en Miami, entre otros momentos memorables. Bourdain llevaba a la mesa, por así decirlo, a todo tipo de comensales, desde vaqueros hasta feministas, líderes militares, seguidores de la Hezbolá, etcétera.

Entre sus peripecias culinarias, Bourdain llegó a comer testículos de oveja y ojos de foca en el Ártico -lo cual comparó con un McNugget de pollo, diciendo que era lo más desagradable que jamás engulló-. Además, fue un importante embajador de la comida mexicana y apoyó numerosas causas, como la de los migrantes y la feminista.

 

Aquí puedes leer sobre el ensayo que escribió Bourdain sobre la cultura mexicana y su importancia para Estados Unidos