*

X

Ver partidos de fútbol ayuda a combatir la demencia senil, según este psiquiatra

Buena Vida

Por: pijamasurf - 07/11/2018

Seguir con entusiasmo los partidos de tu equipo favorito podría tener más beneficios de los que crees

El fútbol es en nuestros días uno de los deportes con mayor popularidad en buena parte del mundo, lo cual significa también que se trata de un espectáculo con una enorme cantidad de seguidores, que con regularidad ven los partidos de su equipo favorito, sea por medio de una transmisión o acaso acudiendo al estadio donde éste juega.

Y si bien, como espectáculo, el fútbol se ha convertido también en una máquina impresionante de dividendos económicos, sus beneficios no se expresan únicamente en las cuentas de jugadores, dueños de clubes o patrocinadores, sino quizá también en el modesto aficionado, y más específicamente en su salud mental, pues de acuerdo con Alistair Burns, psiquiatra inglés, ver partidos de fútbol podría contribuir a combatir la demencia que en ocasiones afecta a las personas de edad avanzada.

Burns es actualmente director clínico del sistema de salud del Reino Unido; particularmente, de la división que atiende la salud mental de las personas ancianas. Recientemente, el médico declaró que mirar partidos clásicos de fútbol activa la “memoria emocional”, que en el campo de la psiquiatría contemporánea se considera más poderosa que la memoria común, pues está relacionada directamente con las experiencias subjetivas de una persona. 

En este sentido, la memoria emocional es capaz de fortalecer la actividad cerebral: cuando una persona recuerda algo que está asociado con emociones intensas, varias zonas de su cerebro trabajan conjuntamente para “revivir” literalmente ese hecho, pues hoy se sabe que cada vez que recordamos algo, nuestro cerebro vuelve a generar ese recuerdo y no sólo lo “recupera”, como se creía antes.

“Existe un vínculo positivo entre ver partidos clásicos de fútbol y mantener la mente activa”, señala Burns, quien asimismo elogia la práctica del deporte como una forma de mantener saludable la relación entre el cuerpo y la mente.

Así que ya lo sabes: la próxima vez que mires un partido de fútbol con particular entusiasmo, quizá estés cuidando también de tu salud mental futura.

 

También en Pijama Surf: Asistir a conciertos aumenta tu esperanza de vida más que el yoga o caminar (ESTUDIO)

Te podría interesar:

Aficionados mexicanos se desbordan de amor hacia su salvador: Corea del Sur

Buena Vida

Por: pijamasurf - 07/11/2018

Fanaticada mexicana le rinde tributo a Corea del Sur, luego de que la selección de ese país le diera una enorme ayuda para pasar a octavos de final en el Mundial de Fútbol

El pase casi milagroso de la Selección Mexicana a la segunda fase en el Mundial de Fútbol Rusia 2018, gracias al triunfo de la selección de Corea del Sur sobre la de Alemania, desató una serie de festejos ocurrentes y desbordados. Al perder 3-0 frente a Suecia en una actuación desastrosa que ponchó la burbuja que se había creado por los primeros resultados de la Selección Mexicana, su destino estaba en las manos del resultado de Corea del Sur-Alemania, hasta el punto de que los aficionados dejaron de ver el partido de México para ver los dramáticos últimos minutos del de Corea del Sur, en el que todavía podía ocurrir algo determinante. Incluso los comentaristas del partido México-Suecia empezaron a narrar el otro partido. Pocos hubieran pensado que Corea del Sur podía superar a Alemania, pero la selección campeona estuvo notablemente en malas condiciones durante todo el torneo. Sin mucho en juego más que honor, los coreanos dieron un partido heroico, especialmente en lo que concierne a México.

Al finalizar el partido, una lluvia de memes empezó a correr en las redes sociales, y los aficionados mexicanos en Rusia y México empezaron a hacer porras sobre los coreanos: "Coreano, hermano, ya eres mexicano". Algunos coreanos que se encontraban en celebraciones en la Ciudad de México, Rusia, Los Ángeles y demás ciudades fueron elevados prácticamente a la calidad de deidades, vitoreados, cargados en hombros y aludidos cordialmente en los cantos.

En la Embajada de Corea del Sur, en las Lomas de Chapultepec de la Ciudad de México, una pequeña horda de jóvenes llevó mariachi al embajador, quien se unió a las celebraciones, saco el tequila e incluso fue cargado en hombros, en un festejo en el que sin duda se mezcló la alegría con el deseo de los jóvenes de quererse hacer los chistosos y tomarse selfies con el embajador para granjearse likes en las redes sociales. Al festejo se unieron diferentes marcas tratando de sacar provecho de la ocasión, regalando pizzas a los coreanos, servicios gratis y otros. El Mundial de Fútbol es, también, la fiesta mundial del marketing

Como suele ocurrir ante la desgracia -o la cuasi desgracia-, los mexicanos reaccionaron con el mecanismo de defensa usual: el humor.

Más allá de lo curioso del fenómeno, algunas personas creen que es una buena oportunidad para estrechar relaciones y que los mexicanos entren en contacto con la cultura surcoreana, especialmente, tomando en cuenta que muchos mexicanos agrupan a la población asiática migrante bajo el mismo término y no distinguen las particularidades de cada cultura. De la misma manera que la cultura mexicana es más que tacos y sombreros, la cultura coreana es mucho más que el k-pop y el kimchi (aunque, por cierto, el kimchi es una maravilla para la salud estomacal).

 

Lee tambiénPan(bol) y circo: sobre cómo el fútbol distrae de cosas más importantes