*

X

Estudio muestra que la música es buena para el corazón (y no importa si es feliz o triste)

Salud

Por: pijamasurf - 08/01/2018

En el ser humano la música opera no sólo a nivel emocional, sino multidimensionalmente

La música es realmente lo más poderoso que existe para cautivar las emociones de una persona. Nada nos hace sentir más que la música. Brian Harris, neurólogo de Harvard, señala que, de hecho, no hay ningún otro estímulo que involucre áreas tan amplias del cerebro como la música.

Generalmente asociamos la música con las emociones y asociamos las emociones con el corazón, y efectivamente, hay una conexión entre ambos. Diversos estudios muestran que oír música y aún más, tocar un instrumento, produce beneficios cardiovasculares, entre los cuales están los siguientes:

-La música permite que las personas se ejerciten más durante episodios de estrés cardíaco.

-Mejora el funcionamiento de los vasos sanguíneos.

-Ayuda a que el ritmo del corazón regrese más rápidamente a niveles normales después del esfuerzo físico.

-Reduce la ansiedad en personas que han sufrido un ataque al corazón y disminuye el dolor en individuos que han sido operados del corazón.

En verdad, la música hace cantar y sanar al corazón. Además detona la producción de dopamina, lo cual es un enorme estímulo para hacer ejercicio o para aprovechar sus efectos y entrar en un estado de euforia, como ocurre en un concierto.

 

Lee también: 10 razones por las cuales la música es lo mejor de la vida

Te podría interesar:

Estos son los países donde más personas se suicidan (MAPA)

Salud

Por: pijamasurf - 08/01/2018

El frío y la pobreza (y quizá, ciertos temperamentos) contribuyen al suicidio

El sitio de estadísticas Our World in Data publicó los datos más recientes que se tienen a nivel global respecto del tema del suicidio. La información muestra que Groenlandia, con 79 suicidios por cada 100 mil personas, es el país donde más se cometen suicidios. Le siguen Ucrania con 31 y Rusia con 30 suicidios por cada 100 mil personas. Los países del este de Europa son los que, en líneas generales, despuntan; países como Hungría, Bielorrusia, Polonia, etc., están en el promedio de 20 suicidios. Solamente Zimbabue, que mantiene el quinto lugar con 27 suicidios, se cuela a esta desafortunada lista. 

En Europa occidental Francia encabeza la lista, con 17 suicidios por cada 100 mil personas; Estados Unidos tiene 13 suicidios; México, poco más de 5 y Canadá, 10; Sudamérica, Surinam y Guyana encabezan por mucho la lista, seguidos de Uruguay, Argentina, Cuba y Chile, con 16, 11, 11 y 10 respectivamente; Corea del Sur encabeza Asia, con 25 suicidios, seguido de Japón e India con 17. En líneas generales parece que lo que produce más suicidios es la pobreza, si notamos lo que ocurre en los países africanos y la India, y también el frío, notablemente en los casos de Rusia y Groenlandia. Países como Noruega, Suecia y Finlandia están entre los países con más suicidios en Europa, aunque en esos casos, la economía parece ayudar. También es posible que exista un factor que tenga que ver con el temperamento: los países de Centroamérica, por ejemplo, tienen índices muy bajos, y los países del norte de África están entre los más bajos del mundo. Países como Perú, Algeria, Omán, Indonesia y Turquía, con sólo tres suicidios por cada 100 mil personas, son los  menos desgraciados en este sentido. En el caso del mundo árabe, que domina en los países con menor cantidad de suicidios, parece que la fe religiosa juega un rol positivo importante. En contraste con esto tenemos países como Corea del Sur y Japón, en los que las cuestiones culturales parecen hacer efecto.

Cabe resaltar que los hombres son, por mucho, los que más se suicidan en todo el mundo. Notablemente, en China encontramos un promedio más cercano entre ambos sexos, aunque siguen siendo un poco más los hombres suicidas. Todos los años se suicidan unas 800 mil personas, el equivalente a una persona cada 40 segundos. 

Este es el mapa de de la OMS, que más o menos muestra lo mismo: