*

X

Philip K. Dick relata su experiencia infernal tomando LSD en este video

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 08/04/2018

Dick dice haber experimentado un severo juicio final cuando tomó LSD

Aunque la prodigiosa e inquietante imaginación de Philip K. Dick -el más grande novelista de ciencia ficción de los últimos 50 años- suele hacer que sus lectores lo relacionen con el ácido lisérgico y otras drogas psioactivas, a Dick no le gustaba el ácido. Aunque vivió en la California psicodélica sólo lo probó una vez y, según sus propias palabras, fue una experiencia terrorífica e infernal. En una excelente entrevista rescatada recientemente, Dick cuenta sobre su experiencia con el LSD:

Sólo tome ácido una vez que yo sepa. Fue ácido de Sandoz, una cápsula gigante de caballo que obtuve de la Universidad de California. Una amiga y yo nos la dividimos. Y no sé, pero debe de haber sido todo un miligramo. Estaba enorme, ¿sabes?, la compramos por 5 dólares y la llevamos a casa y por un rato sólo la miramos... y la tomamos, y fue algo muy fuerte, deja te digo. 

Me fui directamente al infierno, eso fue lo que pasó. Me encontré en un paisaje congelado y había enormes peñas, y había un profundo estruendo y era el Día del Juicio y Dios me estaba juzgando como pecador y esto duró por miles de años y no mejoró. Sólo se volvía peor y peor y sufría un dolor terrible, dolor físico terrible, y lo único que podía hacer era hablar en latín. De manera vergonzosa, pues la chica con la que estaba pensaba que lo hacía para molestarla, y continuamente decía: Libera me domine in die illa. Ya sabes, y: Agnus dei qui tollis peccata mundi [...] y sobre todo: Tremens factus sum ego et timeotimeo, que significa "Temo", y dije Libera me, domine!, mascullando como un pobre perro que ha sido dejado en la lluvia toda la noche. Y finalmente, la chica dijo "Oh, bah", y se salió de la habitación disgustada.

El lector de Dick reconocerá en esto algunas de las pesadillas gnósticas de sus novelas, particularmente la idea de que el tiempo se detiene y se vive en una especie de tiempo espurio de tortura y engaño; en este caso, literalmente una penitencia infernal. Lo único bueno de la experiencia fue, dice Dick, que al abrir el refrigerador vio una caverna gigantesca con estalactitas y estalagmitas sumamente hermosa. De cualquier manera, cuenta que después de tomar ácido en 1964 le decía, le rogaba incluso, a las personas que no lo tomaran. Más tarde aludiría a su experiencia en algunos textos y compararía las experiencias psicodélicas con las enfermedades mentales.

Te podría interesar:

Este hombre asegura ser un viajero del tiempo que visitó ya el siglo XLV (VIDEO)

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 08/04/2018

Un hombre entrevistado en Eslovenia asegura haber construido una máquina del tiempo que le ha permitido visitar el futuro de la humanidad

¿Es este un viajero en el tiempo? Él, al menos, así lo asegura. 

Se trata de un hombre entrevistado por ApexTV, una cadena de YouTube especializada en la investigación de los llamados fenómenos paranormales. Por ahora conocido simplemente como “David”, este viajero del tiempo reside actualmente en Eslovenia, en donde ha pasado los últimos años no sólo construyendo su máquina del tiempo –resultado de sus estudios e investigaciones propias realizadas en el campo de la física, en el cual se interesó desde su niñez–, sino sobre todo llevando a cabo sus exploraciones temporales. Sobre éstas, dice:

En esta investigación recorrí ya todo el mundo y encontré algunos hechos. Conocí a una persona con una herida en la cabeza de un arma láser. Otra persona me mostró una fotografía del siglo XXXV. En Francia conocí a una persona que construyó una máquina del tiempo; me dijo que la había hecho hace 3 años y que en ese tiempo había viajado sólo 40 veces.

El primer viaje con mi máquina duró 20 segundos. Después empecé a prolongar el tiempo y vi muchas cosas interesantes. Incluso vi a los aliens que viven dentro de nosotros. Me comuniqué con personas del futuro. Deseaba mucho regresar con toda la evidencia, pero entendí que mi invención podría traer daño y maldad.

Esto último, por cierto, recuerda a "la flor de Coleridge" que relata Borges:

Si un hombre atravesara el Paraíso en un sueño, y le dieran una flor como prueba de que había estado allí, y si al despertar encontrara esa flor en su mano… ¿entonces, qué?

¿Es este un viajero auténtico del tiempo?

 

También en Pijama Surf: Todos estamos alucinando todo el tiempo (el Club de Viajeros Frecuentes)