*

X

¿Qué le sucede a #MeToo cuando una feminista es acusada de acoso sexual?

Política

Por: pijamasurf - 08/15/2018

Un caso muy común en tiempos recientes, sólo que en esta ocasión es una mujer la que parece haber utilizado su llamada "posición de poder" para tener relaciones sexuales con un hombre

El New York Times reporta sobre el caso de la renombrada profesora feminista Avital Ronell de la Universidad de Nueva York, quien fue suspendida de su puesto recientemente por acosar al estudiante Nimrod Reitman cuando éste cursaba su maestría. La periodista Zoe Greenberg sugiere que es un caso de acoso familiar, lo que ha abundado en los medios en tiempo reciente, sólo que invertido del sentido usual: es una mujer en una posición de poder la que aparentemente llevó a cabo el acoso. Greenberg se pregunta sobre la respuesta del movimiento #MeToo cuando algo como esto sucede.   

La investigación universitaria de 11 meses encontró que Ronell fue culpable de acoso sexual tanto físico como verbal y perturbó el ambiente de aprendizaje del estudiante Reitman. Como evidencia se mostraron correos electrónicos en los que la profesora llamaba reiteradamente a Reitman de manera sexual, incluido el adorable mote de "cock-er spaniel". Reitman, de 34 años, señaló que Ronell lo besó, se metió a su cama, lo obligó a dormirse en la misma cama, lo asedió constantemente con mensajes y lo amenazó, diciendo que no trabajaría con él si no accedía a sus propuestas. Reitman es gay y está casado.

Su denuncia fue posterior a su estancia académica, según él porque tenía miedo del poder que tenía su profesora. En los mails que el Times pudo ver, la profesora le hace diferentes propuestas de tono sexual. Ronell niega el acoso sexual y argumenta que Reitman carecía de inteligencia y eso lo hizo vengativo. 

Al ser una prestigiosa académica, Ronell ha sido defendida con gran entusiasmo por sus colegas. Una de las feministas más influyentes del mundo académico, Judith Butler, salió en su defensa señalando que se trata de una campaña maliciosa en su contra, ya que Ronell tiene credenciales impecables. Otras académicas feministas han argumentado que la dignidad "y el compromiso intelectual" de Ronell merece que se le trate acorde a ello. Todo esto suena lógico y justificado, pero como señala la periodista del Times, el tema es que es casi una calca de casos similares en los que las mismas voces criticaron el privilegio y la posición de poder de ciertas personas que eran acusadas, lo cual sólo revela lo complicadas que son estas situaciones.

Otra académica feminista, Diane Davis, remarcó su molestia por el hecho de que Reitman haya usado Title IX, una herramienta de denuncia feminista, en contra de una feminista.

Actualmente, tanto Reitman como Ronell y la universidad se encuentran en un pleito legal.

 

Imagen: NYT

Te podría interesar:
A veces se olvida que este fue el episodio de asesinatos masivos más grande de la historia

A menudo se habla de Hitler y del régimen nazi como los más oscuro y sanguinario de la historia. Pero al menos en términos cuantitativos, Hitler fue superado en esta lista indigna. Es posible que Stalin haya matado a más gente inocente, pero actualmente los historiadores consideran que la política de Mao Zedong exterminó a 45 millones de personas entre 1958 y 1962, lo cual la convierte, por mucho, en el régimen más asesino de la historia. Es terrible hacer de esto una competencia pero, a saber, se cree que Hitler es responsable de unos 11 o 12 millones de muertos, sin incluir los muertos en combate durante la guerra. Algunos historiadores estiman que Stalin supera esta cifra. 

Este período de 1958 a 1962 es conocido como el Gran Salto Adelante, un nombre que hoy parece de la más cruel ironía. Tenía como objetivo una rápida industralización de la economía agraria china pero, para llevar esto a cabo, Mao tuvo que violentar al país. Además, durante esta época el Dalái Lama tuvo que huir del Tíbet debido a la persecución religiosa que el gobierno comunista de Mao inició y, al parecer, cientos de miles de tibetanos murieron (aunque la cifra oficial es de 87 mil, los tibetanos estiman algo más cercano al medio millón).

El historiador Frank Dikötter escribe que la política de Mao para extender su supuesto paraíso utópico colectivo fue despojar a los campesinos de todos sus bienes y limitar la distribución de la comida. La comida se convirtió en un "arma para obligar a las personas a seguir los dictados del partido". Además, se utilizaba violencia para obligar a los pobladores a trabajar. La gran hambruna acabó con la mayoría, pero entre 2 o 3 millones de personas fueron torturadas y asesinadas por haber cometido alguna infracción. Algunas historias son realmente perturbadoras. Un niño robó un manojo de granos, por lo cual su padre fue obligado a enterrarlo vivo. Después de hacer esto, el padre murió de pena unos días después.

Ciertamente, recordar esto no es agradable, pero es importante tener memoria histórica para no repetir los atroces errores del pasado. En China, de manera un tanto increíble, sigue gobernando el mismo partido que realizó estas barbaridades, si bien ahora funciona de un modo más progresivo y abierto. El siglo XX fue el siglo de los grandes sistemas políticos asesinos, lo que nos recuerda que la política y demás manifestaciones seculares cuando se fanatizan pueden ser también un opio de las masas, un opio asesino.