*

X

Ve aquí el nuevo video de Aphex Twin que fue prohibido en la TV por no pasar la prueba de epilepsia

Arte

Por: pijamasurf - 08/08/2018

Lo nuevo del genio que es Richard D. James

Aphex Twin, quien tal vez sea el verdadero GOAT, ha lanzando el primer video de su nuevo EP Collapse (Warp Records) y es una inquietante, celestial y hasta epiléptica obra maestra, como no es raro con Richard D. James, el chico raro de Cornwall. Pero hay que notar que regresa a sus mejores momentos con esa mezcla única de paraísos mecanicistas, de acidez pesadillesca y una especie de dominio pitagórico de las matemáticas del caos que no se encuentra en nadie más en la escena contemporánea. Con este disco, Aphex Twin regresa a su más alta esencia: un techno lleno de breaks, el glitch de la Matrix en todo su esplendor. No sólo el corto circuito de la realidad, sino la luz del infinito que se transparenta dentro del programa.

El video de "T69 Collapse" iba a ser transmitido en la TV por Adult Swim; sin embargo, se informó que no pasó la prueba Harding, que mide la fotosensibilidad epiléptica. Existen antecedentes de ataques de epilepsia por transmitir material que contiene luces estroboscópicas (como sucedió alguna vez con Pokémon en Japón). Hay que decir que el riesgo sólo existe en relación con la TV, ya que ahí se transmite a otra frecuencia. 

Aphex Twin colapsa literalmente el tejido la realidad, lo deconstruye, lo derrite en una estructura líquida fractal y nos lleva al centro de su propio laberinto. Es el nuevo Dédalo que construye una ciudad pulsante. Como dice un usuario de YouTube: esto es como si el LSD, el DMT y la ketamina estuvieran haciendo un trío.

El logo de Aphex Twin empezó a aparecer hace unos días  en las calles del mundo, y ahora se ha anunciado que el disco se estrenará el 14 de septiembre.

Te podría interesar:

Andrea Lacoste, un prometedor electropop que enamora y juega con un lado oscuro

Arte

Por: pijamasurf - 08/08/2018

El segundo disco de la venezolana Andrea Lacoste la consolida como una figura emergente del pop latinoamericano, con una propuesta que busca trascender lo meramente comercial

La cantante y productora venezolana Andrea Lacoste es una de las artistas nuevas más interesantes en el pop electrónico latino. Lacoste tiene una linda voz, con una especie de potente inocencia, que apela a la dulzura pero que alcanza a revelar un lado introspectivo más complejo y profundo, que ella identifica con la melancolía. La niña crece y se viste de "cuero". Lo más interesante es que Lacoste escribe los temas, toca la guitarra, el teclado, una especie de ukulele venezolano y programa y produce los sonidos. Aparentemente, estudió producción musical en México. Al parecer, se vale por sí misma para hacer música que crea, más que otra cosa, belleza y un espacio para sentir e imaginar.

Su segundo disco, En la boca del , parece ser su graduación. El disco muestra una paleta de sonidos que van desde canciones muy pop que hablan de amor, hasta exploraciones más oscuras que se acercan a una electrónica industrial, más hipnótica. Todo es una especie de gran seducción, electropop lleno de energía, sonidos y letras enamoradizas en varios idiomas (es políglota), con una gran dinámica. Por momentos recuerda algunos de los discos de Disco Ruido, con exploraciones más oscuras tipo Nine Inch Nails (obviamente, guardando gran distancia) y por supuesto, a veces, a una de esas pop stars que abundan (pero que no conocemos mucho). El disco no es completamente redondo, algunos tracks se repiten sin aportar mucho y caen en lugares comunes. Pero no hay duda de que promete, especialmente porque no existen muchas artistas latinoamericanas que hayan podido dar el salto de lo que es meramente pop comercial a una música con una aspiración estética más alta, sensible a influencias literarias y artísticas. Lacoste combina una imagen atractiva -que permite que el púbico se identifique, aspire o desee- con un obvio talento musical. Lo cual augura éxito. 

En su sitio, explica el sentido de su composición:

Quiero que la gente se transporte a otros espacios mientras reflexiona. Mis letras son variadas, no siempre son de amor, pero siempre busco que nos toquen de alguna forma. Que nos den impulso o energía, que nos generen melancolía.