*

X

China está tratando la religión como una enfermedad mental y colocando a musulmanes en campos de rehabilitación

Política

Por: pijamasurf - 09/11/2018

Según la ONU, 1 millón de musulmanes uigures podrían estar detenidos en campos de "reeducación"

Oficiales de las Naciones Unidas informaron hace unos días que 1 millón de musulmanes están siendo detenidos en campos de "reeducación" en China actualmente. La mayoría de los detenidos son de la minoría uigur, que profesa la religión musulmana. Personas que han sido liberadas de estos campos han denunciado que se les somete a un proceso de adoctrinamiento que puede durar varios meses, en el cual se les obliga a renunciar al islam y a recitar propaganda del Partido Comunista. Los internos son obligados a comer puerco, beber alcohol y criticar las creencias islámicas; de no hacerlo, son torturados, e incluso existen reportes de muertes.

Según una comisión del gobierno estadounidense, el sistema de adoctrinamiento en campos en la región de Sinkiang debe considerarse "la mayor encarcelación de una minoría en el mundo actualmente". Las autoridades chinas niegan la existencia de dichos campos, y señalan que se trata de "escuelas de vocación para criminales". Sin embargo, The Atlantic y otros medios han dado a conocer audios del Partido Comunista que describen los procesos de adoctrinamiento y se refieren a la ideología islámica como una enfermedad o un virus que puede ser contagioso.

Los miembros del público que han sido elegidos para la reeducación han sido infectados por una enfermedad ideológica. Han sido infectados con extremismo religioso e ideología de violencia terrorista, por ello deben ser tratados en hospitales como pacientes.     

Según James Milward, profesor de historia china en la Universidad de Georgetown, "la creencia religiosa es vista como una patología". Se le compara, incluso, con un tumor maligno que debe cercenarse. China ha estado combatiendo brotes terroristas realizados por uigures radicales desde el año 2009; al parecer, al principio el gobierno empezó a investigar a aquellos que tenían rasgos que se consideraban sospechosos -como tener una barba- y actualmente parece que se está atacando al grueso de esta etnia sin diferenciar demasiado entre sus miembros.

Como si tomara del lenguaje de Richard Dawkins, el líder de los nuevos ateos, quien ha dicho que la "religión es un virus", el Partido Comunista habla de un riesgo de contagio "que podría causar serios daños al público. Es por ello que deben ser admitidos de inmediato a un hospital de reeducación para tratarlos y eliminar el virus de su cerebro y restaurar su salud mental".

Existen reportes de serios daños psicológicos por haber sido internado en estos campos. Una comisión estadounidense ha redactado un documento en donde exige que haya sanciones a China por estas violaciones a los derechos humanos.

No hay duda de que el caso es alarmante, pues ya hemos visto a dónde puede llevar esta veta de intolerancia fundamentalista secular, justamente también en China, donde ocurrió el mayor exterminio jamás documentado (mucho mayor que el de la Alemania nazi).

Te podría interesar:

Esto es lo que pensaba Karl Marx de los mexicanos (sobre el racismo de Marx y Engels)

Política

Por: pijamasurf - 09/11/2018

Marx y Engels celebraron la anexión del territorio mexicano a Estados Unidos, pues consideraban que los mexicanos eran vagos y disolutos

Más allá del enorme fracaso que ha sido el intento de aplicar sus ideas políticas, Karl Marx es uno de los intelectuales más influyentes en los últimos 200 años. Particularmente, la crítica de Marx al capitalismo -a las estructuras del poder en general- y su establecimiento de fundamentos para las ciencias sociales son sumamente valiosos. Decimos esto en el afán de no hacer revisionismo histórico, pues no creemos que el hecho de que Marx haya sido racista (como veremos) afecte el valor o el interés que pueden tener sus ideas. Asimismo, debemos notar que en su época la mayoría de las personas tenían concepciones que hoy en día llamaríamos racistas. Sería absurdo, por ejemplo, descalificar a Nietzsche por su gran misoginia, siendo que su pensamiento ha sido especialmente influyente en las esferas académicas que han producido los estudios de género y que han impulsado el feminismo. 

Ahora bien, en el análisis de la identidad nacional, como parte de una autorreflexión histórica y simplemente por el valor histórico que tiene, no es insignificante notar el pensamiento que expresó Marx sobre los mexicanos. El "racismo" de Marx fue desenterrado por el escritor Nathaniel Weyl en su libro de 1979, Karl Marx, Racist. El autor documenta la existencia de cartas y fragmentos de textos en los que Marx muestra la baja estima que tenía por los judíos (aunque él mismo provenía de una familia judía), los negros y los mexicanos. Sobre los mexicanos, el comentario de Marx vino a propósito del anexo de California a Estados Unidos, el cual le complació pues lo consideró un progreso. Marx creía que los mexicanos y toda América Latina estarían mejor en manos de los estadounidenses, ya que consideraba que la cultura española era "degenerada" y los mexicanos eran todo lo malo de los españoles pero "a la tercera potencia". Esto es un tanto irónico, pues justamente la mayoría de los movimientos comunistas en América Latina han sido estimulados por ideas "antiyanquis".

Los españoles están completamente degenerados. Pero, con todo, un español degenerado, un mexicano, constituye un ideal. Todos los vicios, la fanfarronería, bravuconería y donquijotismo de los españoles a la tercera potencia, pero de ninguna manera lo sólido que éstos poseen. La guerra mexicana de guerrillas, una caricatura de la española, y aun las huidas de los regular armies infinitamente superiores. En esto, empero, los españoles no han producido ningún talento como el de Santa Anna. 

(Carta de Marx a Engels, 2 de diciembre de 1854, tomado de Karl Marx, Friedrich Engels, Materiales para la historia de América Latina, Cuadernos de Pasado y Presente, Siglo XXI Editores, 1980, p. 2)

Su colaborador Friedrich Engels, apuntaba a su vez:

¿O acaso es una desgracia que la magnífica California haya sido arrancada a los perezosos mexicanos, que no sabían qué hacer con ella?; ¿lo es que los enérgicos yanquis, mediante la rápida explotación de las minas de oro que existen allí, aumenten los medios de circulación, concentren en la costa más apropiada de ese apacible océano, en pocos años, una densa población y un activo comercio, creen grandes ciudades, establezcan líneas de barcos de vapor, tiendan un ferrocarril desde Nueva York a San Francisco, abran en realidad por primera vez el océano Pacífico a la civilización y, por tercera vez en la historia, impriman una nueva orientación al comercio mundial? La "independencia" de algunos españoles en California y Tejas sufrirá con ello, tal vez; la "justicia" y otros principios morales quizás sean vulnerados aquí y allá, ¿pero, qué importa esto frente a tales hechos histórico-universales?

(De la primera parte del artículo "Der demokratische Pauslawismus", publicada el 15 de febrero de 1849 en la Neue Rheinische Zeitung MEW, t. VI, p. 273-274; tomado de Karl Marx, Friedrich Engels, Materiales para la historia de América Latina, Cuadernos de Pasado y Presente, Siglo XXI Editores, 1980, pp. 189-190)

¿Qué importaba la ética y la justicia de los particulares, en comparación con la marcha indetenible del materialismo histórico hacia el fin del capitalismo y la realización de la utopía comunista? Evidentemente, tal síntesis histórica nunca sucedió -y es difícil pensar que pueda ocurrir- y en este sentido la teoría de Marx, que quería ser científica, dejó mucho que desear. 

 

En este artículo se puede leer sobre los pensamientos de Marx sobre los judíos (de quienes dice que su religión es el dinero) y los negros

En este blog se documenta toda la correspondencia de Marx y Engels en la que hablan sobre los mexicanos