*

X

El mundo actual consiste básicamente en ser libres para ofendernos por cualquier cosa (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/14/2018

Siéntete libre de estar ofendido y exprésalo en Twitter para que todos sepan lo virtuoso que eres

"Una de las mejores cosas de la vida en la actualidad es que somos libres de ofendernos por cualquier cosa", dice la periodista Polly Boiko en un video del proyecto ICYMI, una rama estilo Buzzfeed de la cadena Russia Today. Esto es lo que parece definir a una generación que ha sido llamada la generación snowflake o copo de nieve, por su fragilidad. El nombre surgió en el 2015, luego de que hubiera protestas estudiantiles en la Universidad de Yale que exigían a la universidad que regulara los disfraces de Halloween, debido a que algunos podían percibirse como "apropiación cultural" y esto (obviamente) es ofensivo. Por ejemplo, un estadounidense no debería ir vestido como un charro mexicano o un swami indio. En un sonado caso, un hombre de ascendencia china se quejó de que una chica usara un vestido tradicional chino para su fiesta de graduación.

Como dice el video, "si no sabes de qué estás ofendido, no te preocupes, pues Twitter te avisará de qué debes estar ofendido". Vivimos en la tiranía de la cultura de masas, de la "sociedad" que determina qué es apropiado y qué no. Si todo debe ser políticamente correcto la vida deja de ser creativa y libre, paradójicamente, justo para cuidar la libertad y respetar los derechos humanos. Vivimos en la era de los derechos humanos, pero poco se habla de las obligaciones y deberes humanos. 

Este otro video conecta con el tema de la hipersensibilidad a lo inapropiado. Lo absurdo de que todo está politizado. El aguacate, los Óscares, ir al baño (¿acaso no es urgente tener baños neutros?). El tema es que la politización de todo -debido a que todos tienen opiniones- hace que aquello que de verdad es políticamente importante (por ejemplo, ¿has escuchado sobre la guerra en Yemen?) no se discuta ni se conozca.

Más allá de esta semidiátriba de seriedad, todo esto da para reírse y reírnos de nosotros mismos, quizás para dejar de pretender que estamos indignados por este o ese otro tema de moda. 

A reserva de poder ofender a algunos, hay que mencionar que estos videos, bastante divertidos y por momentos inteligentes, están diseñados expresamente por la cadena Russia Today, controlada por el gobierno ruso, para influir en la mentalidad occidental, particularmente al atacar al tan preciado target de los millennials. Es ciertamente propaganda, manipulación memética, y por momentos ni siquiera sutil, pues claramente exculpan a los rusos de todas las acusaciones que se les achacan. Por otro lado, mantienen una distancia irónica sobre todos los sucesos de los medios globales, y aunque esto es en parte claramente "inmoral" y no comprometido, el espectador crítico se puede beneficiar de ver una contranarrativa a la narrativa oficial de Occidente, además de ver a la hermosa y carismática Boika dar sus comentarios. Aunque, claro, no debíamos haber mencionado su belleza, pues esto es políticamente incorrecto y seguramente algunas personas se ofenderán por tal objetificación heteropatrarcial retrógrada. Admirar a alguien por su belleza es una cosa terrible, pues ciertamente una persona no es su belleza, no es su cuerpo, su personalidad, su voz; es una cosa abstracta y elusiva con la que ella misma debe definirse.

Te podría interesar:

Del esperanto al inglés: ¿adoptará la humanidad una lengua universal?

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/14/2018

¿El inglés acabará estableciéndose como una lengua universal? Y, en todo caso, ¿sería esto algo positivo?

En primera instancia, un idioma universal parece una buena idea, pues así todos podríamos entendernos. Incluso podemos remitirnos al mito bíblico de Babel, en el que se sugiere que la multiplicación de las lenguas es algo negativo, un castigo, y por lo tanto una lengua universal sería un estado idílico.

En este espíritu, el oftalmólogo polaco L. L. Zamenhof inventó o construyó a finales del siglo XIX el esperanto, un lenguaje que pretendía ser universal, si bien Zamenhof nunca se propuso que se abandonaran todas las otras lenguas, sino que el esperanto se adoptara como una segunda lengua universal. Pese a que hubo un momento de mayor interés global en el siglo XX, hoy en día es bastante poca la curiosidad que se tiene por esta lengua. Existen menos de 2 millones de personas que la hablan en todo el mundo, aunque algunos la han enseñado como su lengua natal a su hijos, haciendo con ello una afirmación categórica de su visión del mundo. El esperanto se usa, si acaso, entre ciertos tipos de comerciantes, en intercambios culturales y viajes, y parece ser una lengua que revela que quien la habla es partidario de la globalización. Y este es un poco el problema, el hecho de que la globalización como tal no es algo que sea fácil de aceptar por todos como algo bueno -pues puede tener algo de colonización y pérdida de la identidad-. La lengua es identidad cultural, y lo que enriquece al mundo es justamente la diversidad de identidades. Incluso la literatura nunca podría ser tan bella y rica en significados si no existiera un intercambio dinámico entre diferentes idiomas. Sería probable que se anquilosara y perderíamos modos nuevos de ver la realidad.   

Actualmente, hay quien habla de que el inglés se está convirtiendo en algo similar a una lengua universal. Según datos recientes 1.5 mil millones de personas hablan inglés, aunque menos de 400 millones lo hablan como su lengua madre. Sin embargo, el mundo consta de más de 7.5 mil millones de personas. En realidad, el inglés no supera por mucho al mandarín, que alcanza mil millones -aunque en ese caso, la gran mayoría son nativos-; el español es la tercera lengua mundial, con casi 500 millones de hispanoparlantes, seguida del árabe y el hindi.

Lo que vemos, obviamente, es que el inglés se ha convertido en la lengua oficial para las comunicaciones internacionales. No obstante, esto no es un fenómeno único, pues ha habido casos de alguna manera comparables, como el latín, que por mucho tiempo fue la lengua culta dominante. Y aunque algunas personas creen que debido a la globalización el inglés podría adquirir una universalidad duradera, es probable que en algunos siglos dicho idioma también llegue a su declive y sea superado por alguna otra lengua, aunque no podemos saber cuál será, por ejemplo, la influencia de la tecnología en la adopción de las lenguas. Y eso podría introducir una variación inesperada.

De cualquier manera, existe una cierta hermandad lingüística en el mundo. Como podemos ver en esta imagen, la gran mayoría de los países de Medio Oriente, el sur de Asia, Europa y América, comparten una misma raíz indoeuropea. Algo que puede apreciarse, por ejemplo, en el hecho de que muchas de las palabras del sánscrito, el lenguaje de los pobladores arios de la antigua India, son cognados de palabras de las lenguas occidentales modernas (por ejemplo: "hrd" y "heart", "jnana" y "gnosis", "manas" y "mente"). (Cabe mencionar que este árbol omite las lenguas afroasiáticas, altaicas, dravídicas, austroasiáticas y otras más).

Aquí hay una versión más completa (del bosque de lenguas):