*

X

Hombre de 99 años camina diario más de 10 km para ver a su esposa en el hospital

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/01/2018

Una historia inspiradora si las hay

Si necesitas una historia real para reencantarte con el mundo y el poder del amor, has llegado al lugar indicado.

Hace unos días, la cadena estadounidense CBS dio a conocer el inspirador caso de Luther Younger, un hombre de 99 años que camina todo los días más de 10 km -en la lluvia, la nieve, en el calor, no importa- para visitar a su esposa de 55 años, Warverlee, que está hospitalizada. CBS visitó a este extraordinario hombre que a sus 99 años hace además numerosas lagartijas todos los días y que, según su hija, es hiperactivo.

El reportero que lo acompañó tuvo que seguirle el paso, incluso corriendo. Luther le dijo que la condición era que "no quería hablar de nada más que de su esposa". Waverlee lleva unos 9 años entrando y saliendo al hospital, seriamente enferma, recientemente de neumonía. Sobre por qué no toma el camión, Younger dijo: "Tengo una esposa. No quiero esperar en el autobús. Quiero pararme e ir a ver a mi esposa".

Luther explica que sus caminatas no son para mostrar cuán fuerte es, ni nada por el estilo, pero sí para probar su amor por Waverlee, quien también es sumamente fuerte. Quizá, esta es una forma de apoyo mimético incondicional. Según el hombre de Rochester, Nueva York, su esposa lo impulsó constantemente a trabajar y fue su soporte durante décadas. Además, sabe que después de la caminata lo aguarda una dulce taza de amor. 

Te podría interesar:

Este trabajo consiste en beber gin-tonic y viajar por el mundo durante 80 días

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/01/2018

Una vacante abierta para un trabajo increíble

Si alguien nos pregunta cuál es el trabajo de nuestros sueños, más allá de las preferencias de cada persona, sin duda la constante sería la misma: una actividad en donde el placer coincidiera con una retribución económica. Dicho de otro modo, un trabajo donde disfrutáramos lo que hiciéramos y además ganáramos dinero por ello, una idea sumamente cercana a la noción japonesa de ikagi o satisfacción en la vida.

El trabajo sobre el cual hablaremos a continuación muy probablemente calificaría como una actividad soñada para varios de nuestros lectores, pues consiste nada menos que en viajar alrededor del mundo y beber de tanto en tanto un gin-tonic.

La singular vacante está auspiciada por la marca de ginebra Bombay Sapphire y forma parte de una campaña publicitaria en torno a la apertura de un bar en el Soho, uno de los barrios más exclusivos de Londres. El lugar lleva por nombre Mr Fogg’s Society of Exploration en alusión directa al protagonista de La vuelta al mundo en 80 días, la novela de Julio Verne que desde finales del siglo XIX ha ejercido una influencia poderosa en la imaginación sobre los viajes.

Como dicho personaje, Bombay Sapphire patrocinará la travesía de un grupo de personas en el mismo periodo que Phileas Fogg utilizó para recorrer este planeta. Además de beber gin-tonic, los ganadores de este premio deberán documentar su experiencia en redes sociales y recabar ingredientes de los lugares que visiten, esto último con el propósito de inventar un coctel llamado “Alrededor del mundo” una vez que regresen a Londres, el mismo punto de partida de Fogg.

Más allá de la asociación con la marca, sin duda la vacante puede estimular la noción que solemos tener de trabajo. ¿Quién dice que éste debe ser una actividad pesarosa, que amargue nuestros días y ante la cual nos tengamos que resignar? ¿Por qué no puede ser una actividad creativa, vivificante, que disfrutemos y nos otorgue satisfacción?

 

También en Pijama Surf: Personas que gustan del gin-tonic son proclives a la psicopatía (ESTUDIO)