*

X

En la euforia de la legalización, dispensarios en Canadá se quedan sin marihuana

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 10/23/2018

El gobierno no sabía que a sus ciudadanos les gustaba tanto la cannabis

Canadá es el primer país industrializado que ha legalizado la cannabis recreacionalmente. La planta ya era legal medicinalmente desde hace varios años, pero lo que ha llevado a Canadá ha dar el salto tiene que ver seguramente con las promesas de bonanza económica, ese otro high. De cualquier manera, lo que está haciendo el país de la hoja (de maple) es, como lo ha calificado el New York Times, un experimento.

La naturaleza experimental de este hecho se empieza a demostrar luego de que a 1 semana de haberse legalizado, muchas tiendas se han quedado sin producto. Los canadienses han tomado la legalización con singular alegría y los porros han ardido profusamente, hasta el punto de que Bill Blair, quien lideró el programa de legalización del gobierno, ha dicho que actualmente no se dan abasto y no pueden satisfacer las demandas de cannabis que se están haciendo. 

Las tiendas de Calgary y Edmonton notificaron completa escasez del producto. Algunas de ellas tendrán que esperar a capitalizar la euforia, que se espera que deje una derrama multimillonaria y estimule todo tipo de industrias, desde la gastronomía hasta el turismo. En general, los comerciantes han manifestado sus quejas antes el gobierno. Las autoridades dicen que esto es algo nuevo y habrá que adaptarse poco a poco. 

Según estadísticas oficiales, el 12.3% de los canadienses mayores de 15 años fuma cannabis, mientras que en 1985 sólo el 5.6% fumaba. En 2015, el 20% de los canadienses dijeron haber fumado al menos una vez y el 30% dijeron que lo harían si fuera legal. Es muy probable que esta cifra crezca en los siguientes años -pero esto es lo que averiguará el experimento nacional-.

En una nota postiva, la legalización de la cannabis ha movido fast track una ley que se planea que perdone a todas las personas que están en la cárcel por posesión de hasta 30g de esta sustancia. Los prisioneros, la mayoría de ellos fumadores recreacionales, saldrán a un país nuevo y seguramente celebrarán fumando porros al sol.

 

Foto: Carlos Osario

Te podría interesar:

Capitalismo psicodélico: compañía invierte millones en terapia con "hongos mágicos"

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 10/23/2018

COMPASS Pathways se perfila para acaparar el futuro mercado de la terapia psicodélica

El renacimiento de la medicina psicodélica es una realidad. Hace unas semanas se dio a conocer que el gobierno de Estados Unidos había autorizado una prueba clínica para el tratamiento de depresión con psilocibina. Este es el primer paso dentro de un proceso de legalización médica; si todo marcha en orden, en 3 años podría haber compañías autorizadas para ofrecer el servicio médico de psilocibina (el ingrediente activo de los "hongos mágicos") para pacientes deprimidos. La compañía a la que se le otorgó la autorización para hacer estas pruebas es COMPASS Pathways, una empresa que recientemente ha recibido una importante inyección de capital y que ya ha fabricado 20 mil dosis de psilocibina sintética.

Como señala el profesor Charles Grob, de la Universidad de California, se avecina el "capitalismo psicodélico", y nadie sabe bien cómo va resultar este "matrimonio" de dos cosas que hace unos años parecían completamente incompatibles. Grob se pregunta si COMPASS será el Eli Lilly de los psicodélicos.

COMPASS es una empresa fundada por Peter Thiel, el magnate de Silicon Valley que fundó también PayPal, hizo una "angel investment" en los inicios de Facebook y es un entusiasta del transhumanismo. Esta semana uno de los inversionistas de COMPASS, Christian Angermayer, lanzó una nueva startup de biotecnología llamada  ATAI Life Sciences, que ya ha producido 25 millones de dólares. ATAI (el nombre es el de una diosa africana) se dedicará también a la investigación de psicodélicos (acaso jugando con la idea de Terence McKenna de que en las planicies africanas, los hongos ayudaron a detonar la evolución humana). Por su parte, COMPASS ya ha generado más de 33 millones de dólares en inversiones. Así que este holding empieza a perfilarse como el futuro gigante de los psicodélicos.

El tema aquí es que, hasta ahora, toda la investigación de psicodélicos -por ejemplo MAPS- había sido realizada sin fines de lucro. Los médicos han creado un protocolo basado en detonar experiencias místicas, elaborando playlists que combinan música de Bach y Ravi Shankar, entre otros; a la par, los pacientes suelen recibir una rosa para contemplar, y atención personalizada. Mucha de la investigación ha sido "open source". Ahora, entra la industria de la tecnología y el poder del capital de Silicon Valley. Entre los socios de COMPASS está una compañía llamada Calm, que desarrolla software para meditar, y 7 Cups, una compañía que desarrolla chatbots. Es posible que COMPASS patente un protocolo de tratamiento en el cual podría eliminarse casi del todo la interacción humana. En el futuro, la niñera del viaje será un robot. 

Sin duda, se trata de un tema espinoso, pues por una parte es una gran noticia que pronto la gente podrá acceder a la terapia psicodélica. Ya existen importantes indicios de que los "hongos mágicos" superan  a los antidepresivos en cuanto a efectividad para tratar la depresión. Sustancias como el MDMA, la ketamina, la ayahuasca y otras son sumamente prometedoras para diversas condiciones y padecimientos. Lo que genera alarma y preocupación es que estas terapias se vuelvan elitistas o se descontextualicen, ya no sólo de un entorno chamánico, sino de un entorno humanista; pues cuando la salud se convierte en negocio, el máximo potencial de sanación se ve sacrificado por el modelo de crecimiento de las empresas. El tema va a dar mucho de qué hablar. Seguiremos informando.