*

X
Después de pasar una temporada con su mascota, un joven chino notó que no se comportaba como le hubiera gustado

Un joven y solitario oficinista chino compró un pequeño perro para que le hiciera compañía, pero con el tiempo empezó a dudar de la "canidad" de su mascota, según reporta el sitio Shangaiist. Podemos imaginar que el joven se sentía solitario por las duras condiciones del capitalismo y la alienación moderna que también ha permeado China. 

Cuando su pequeño cachorro empezó a crecer, el jovén notó características que no son muy comunes en los perros, por decirlo de alguna manera. Seguramente su mascota no era muy empática que digamos, y no le resolvía sus necesidades emocionales.

El joven posteó imágenes en línea y finalmente alguien le reveló que lo que tenía era una rata... si bien una rata de bambú, un poco más elegante que el roedor común y corriente. Esta rata es considerada una delicatessen en ciertos lugares de China. El hombre regresó su mascota y quizás ahora haya acabado como un platillo en un restaurante.

Según el sitio Shanghaiist, en China este tipo de dudoso mercado ha producido numerosos casos igualmente curiosos y algunos un tanto peligrosos, como el de la familia que crío a su mascota durante 2 años pensando que era un perro, hasta que descubrieron que era un oso.

Te podría interesar:

Increíble video muestra cómo una foca le da una 'cachetada' de pulpo a un hombre en un kayak

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 10/29/2018

Un video viral muestra el encontronazo de una foca, un pulpo y un hombre en un kayak

Imágenes sumamente llamativas fueron grabadas en Nueva Zelanda hace unos días. Un hombre que remaba en un kayak recibió una sorpresa cuando una foca le dio una "cachetada" con un pulpo como herramienta de golpeo.

Kyle Mulinder, quien muy convenientemente trabaja en GoPro, tenía una cámara adherida a su kayak y dijo que pudo "sentir las partes duras del pulpo" en su cara. ¿Quién habría sabido que los pulpos tiene partes duras?

Las imágenes se han viralizado en parte porque uno pensaría que la foca hizo este gesto a propósito -tan atinado y preciso es-, aunque es difícil pensar que exista intencionalidad, ya que las focas se alimentan en ocasiones de los pulpos y aparentemente, llegan a darles vueltos y lanzarlos como objetos cuando los quieren matar.

El suceso ocurrió en las costas de Kaikoura, una zona que es considerada una de las más alucinantes por su riqueza de fauna marina; sin embargo, un terremoto en el 2016 que mató a una importante parte de la vida marina hizo que numerosos animales, como ballenas y delfines, no regresaran a esta zona.