*

X

Pareja muere al caer tomándose una selfie en el Parque Yosemite

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 10/31/2018

Trágica muerte que pone a pensar si las selfies deberían ser prohibidas

La fiebre de las selfies no sólo es molesta sino peligrosa, como queda cada vez más claro. No sólo los turistas que se toman selfies han dañado en los últimos tiempos sitios que son patrimonios de la humanidad, sino que cada vez ocurren más  "casualidades" de personas que mueren por tomarse esa, literalmente, "killer selfie". Cada año mueren más personas por tomarse una selfie que por ataques de tiburón.

Un caso reciente es el de Vishnu Viswanath y Meenakshi Moorthy, una pareja de la India que montó su cámara para tomarse una selfie en una zona sin protección. Sus cuerpos fueron recuperados 245m abajo del Taft Point en Yosemite, parque nacional del estado de California. El hermano de Viswanath, un ingeniero de software, dijo que la pareja murió tomándose una selfie. Las autoridades del parque los encontraron después de que vieron su cámara con tripié abandonada cerca del desfiladero.

Extrañamente, otra visitante del parque captó a Moorthy en el el fondo de una de sus selfies. A continuación, la foto (la chica de pelo rosa detrás es Moorthy): 

El problema parece ser especialmente grave en la India, donde hay numerosas muertes cada año por selfies. Hace unos meses reportamos el caso de un hombre que murió al intentar tomarse una selfie con un oso detrás. Surge entonces la relevante pregunta de si no deberían prohibirse las selfies, no sólo en sitios peligrosos sino en todo sitio turístico o cultural, pues cuando no ponen en peligro las vidas, impiden disfrutar auténticamente de la experiencia directa, contaminando la realidad con su banal artificio.

Te podría interesar:

Así se ve Trami, el tifón que tocará las costas de Japón en las próximas horas (FOTOS)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 10/31/2018

Un ejemplo de los legendarios tifones de Japón

Entre los fenómenos naturales relacionados con las condiciones climáticas del planeta, las tormentas se encuentran sin duda entre los más impresionantes y, eventualmente, más destructivos. Las tormentas ocurren en diversas regiones de la Tierra, cada una con su propia especificidad: huracanes, tormentas tropicales, ciclones, etcétera.

En Oriente, este fenómeno ha sido llamado históricamente “tifón”, una palabra proveniente de la India que ha sido traducida como “torbellino”. Desde hace siglos, los tifones son bien conocidos en estas regiones, además de en China y Japón, donde su fuerza destructiva ha dado origen lo mismo a leyendas que a una importante cultura de prevención de desastres. De las primeras cabe recordar una en especial, la que se originó en el siglo XIII de nuestra era en ocasión del intento de invasión de Genghis Kan a Japón, frustrado en 1274 y 1281 por el mismo motivo: sendas tormentas que evitaron el arribo de la flota mongola a las costas del país del sol naciente, un “viento divino que a partir de entonces se conoció como “kamikaze”.

La leyenda, sin embargo, tiene su fundamento real, y las imágenes que compartimos a continuación son una buena prueba de ello. Se trata de fotografías tomadas desde el espacio exterior de “Trami”, un tifón cuyos vientos rondan los 260km/h de velocidad y que a inicios de esta semana se encontraba a cerca de 700km de distancia de Japón. 

Las fotografías fueron captadas y compartidas por Alexander Gerst, astronauta alemán que se encuentra a bordo de la Estación Espacial Internacional.

En concreto, se prevé que “Trami” arribe a la isla japonesa de Okinawa el domingo próximo y antes, el sábado, a la isla de Taiwán (que pertenece a China). Para cuando toque las costas japonesas, el tifón habrá perdido potencia, lo cual posiblemente lo vuelva menos destructivo.

 

También en Pijama Surf: ¿Cuáles son los países que no sobrevivirían al cambio climático?