*

X

¿Por qué a algunas personas no les gusta recibir abrazos? La ciencia lo explica

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/23/2018

Aunque el ser humano es un ser social, el contacto corporal no le agrada a todo el mundo

Puede parecer o no increíble, pero lo cierto es que el contacto corporal no es recibido de la misma manera por todas las personas. En algunos casos, esta diferencia se origina en la cultura: como es sabido, algunas sociedades son más reservadas que otras, mientras que en algunas el cuerpo es un protagonista de todo tipo de intercambio social. 

Sin embargo, el contexto cultural podría no ser la única causa que explique las formas tan variadas en que una persona se expresa a través del cuerpo y, más particularmente, la dificultad o franca molestia que un individuo puede sentir al ser tocado espontáneamente por alguien más, incluso cuando se trata de un contacto afectuoso o amistoso. Hay quienes experimentan cierta incomodidad cuando reciben un abrazo, incluso si viene de alguien en quien confían y a quien quieren.

Este peculiar fenómeno ha sido explicado por un estudio realizado por los investigadores suecos Lena M. Forsell y Jan A. Åström, quienes analizaron el fenómeno del abrazo según se expresa en distintas culturas, así como la historia del gesto y sus efectos en términos psicológicos e incluso bioquímicos, para entender desde esa perspectiva todas las circunstancias implícitas en algo aparentemente tan sencillo como la acción de abrazar a alguien.

En ese análisis, los investigadores notaron que la reacción que una persona tiene frente a los abrazos está relacionada directamente con el entorno familiar donde creció. 

De entrada, los niños que crecen en familias que no suelen practicar las demostraciones de afecto mediante el cuerpo repiten ese mismo patrón con otros niños y aun con los adultos con quienes tienen trato, al menos en los primeros años de infancia. 

Sin embargo, al crecer puede ocurrir un fenómeno peculiar. Como señala Suzanne Degges-White, profesora de pedagogía en la Universidad del Norte de Illinois, en vez de preservar dicha conducta de reticencia frente al contacto corporal, los niños que crecieron en dicho contexto experimentan cierta “sed” y entonces se vuelven hacia el extremo opuesto, esto es, desarrollan la necesidad de acompañar toda muestra de afecto de algún gesto, desde un abrazo hasta una palmada en el hombro o algún otro ademán de ese tipo.

Con todo, es necesario tomar en cuenta que el ser humano, en tanto primate, es un animal social. Nuestros antepasados sobrevivieron gracias a la capacidad de formar comunidades y evolucionaron también por la fortaleza que encontraron en esa comunión. Sin duda, ese elemento también explica la necesidad de contacto corporal que experimentamos a lo largo de nuestra vida.

 

También en Pijama Surf: Las 10 conductas más típicas de la condición humana (que seguramente has hecho alguna vez en tu vida)

Te podría interesar:

La espectacular lluvia de estrellas de las Perseidas: máxima intensidad 11 y 12 de agosto

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/23/2018

No hay nada como ver luces caer del cielo y este es uno de los grandes momentos del año para hacerlo

Este fin de semana alcanza su máxima intensidad la lluvia de estrellas de las Perseidas, una de las que más linaje tienen entre los astroaficionados. Históricamente se creía, o al menos se especulaba, que estas estrellas provenían de la constelación de Perseo. En este caso, la historia es especialmente hermosa. Una de las correrías más famosas del promiscuo dios supremo Zeus es aquella en la que, infatuado por la belleza de la ninfa Dánae, se convirtió en lluvia de oro para lograr seducirla. 

La hija del rey de Argos, Dánae, fue encerrada porque un oráculo había vaticinado que la princesa probaría ser fatal para el rey. Sin embargo, Zeus (Júpiter) es capaz de superar todo obstáculo mortal y su longividente mirada, que patrullaba tanto la tierra como el cielo, se posó sobre la joven, de quien se enamoró. La forma en que la sedujo es, quizás, lo más fino de la historia. Zeus se coló a su aposentó como una lluvia de oro. De esa lluvia de oro seminal, nació el gran héroe Perseo. De aquí también que este mito era utilizado en la antigüedad para explicar el origen de las estrellas fugaces: una lluvia divina propiciada por los celestes.

El pico de las Perseidas, que se pueden observar desde el 17 de julio hasta el 24 de agosto, ocurrirá en las madrugadas de este 12 y 13 de agosto, algo auspicioso, ya que coincide exactamente con la luna llena. La mayoría de estos meteoros provienen del cometa 109P/Swift-Tuttle (sólo aparentan caer de la constelación de Perseo). Este año se podrá observar entre 60 y 100 fogonazos por hora, una de las lluvias más abundantes de meteoros del 2018.  

Obviamente, se recomienda salir de la ciudad e ir a una zona despejada y sin contaminación lumínica. La lluvia de estrellas tiene su máximo esplendor después de las 12:00am, especialmente cerca del amanecer, por lo cual es un excelente pretexto para acampar. 

 

En este link puedes observar la dirección exacta el cielo de la cual estarán saliendo los meteoros cada hora de la mañana

 

Tiiempo Azimuth/Dircción Altitud
12:00  30°North-northeast 6.0°
 1:00 am 33°North-northeast 13.4°
 2:00 am 35°Northeast 21.3°
 3:00 am 34°Northeast 29.3°
 4:00 am 31°North-northeast 36.9°
  5:00 am 26°North-northeast 43.7°
 6:00 am 17°North-northeast 48.9°
 7:00 am North 51.6°