*

X

Tener sexo sin protección altera radicalmente el microbioma de la vagina

Salud

Por: pijamasurf - 10/09/2018

El sexo sin protección parece causar desequilibrios en el ecosistema de bacterias de la vagina

De acuerdo con un nuevo estudio, tener sexo sin protección puede perturbar el delicado balance del ecosistema de microorganismos de la vagina. La vagina de una mujer sana suele tener un dominio de ciertos tipos de bacterias y cuando crecen otras especies, esto puede dar lugar a infecciones del tracto urinario o incluso a nacimientos prematuros, según se explica en la investigación publicada en New Scientist. Para llevar a cabo el estudio, un grupo de investigadores australianos analizó las bacterias de 52 mujeres. Se tomaron muestras de la microbiota que vivía en la vagina cada 3 meses y se pidió a las voluntarias que registraran sus actividades sexuales y si usaban condón o no. 

Las mujeres que tuvieron sexo sin protección tuvieron mayores probabilidades de tener un microbioma vaginal dominado por especies como Gardnerella vaginalis y Lactobacillus iners. Estas bacterias parecen colonizar la vagina después de la infiltración de la perturbación peniana de la microbiota. El tema es que el microbioma es tan complejo y delicado que el cambio de balance puede causar problemas. Estas dos especies están vinculadas a la vaginosis, que se caracteriza por el mal olor.

Sin embargo, los científicos creen que la vagina se adapta bien a las bacterias del pene de una pareja a largo plazo; lo que perturba en gran medida es el influjo poligámico. Teóricamente, lo que puede suceder cuando se tiene sexo con muchos diferentes microbiomas penianos es que la vagina desarrolle una respuesta inmune inflamatoria. 

Se cree que existen unas 100 millones de bacterias por mililitro de secreción vaginal y unas 10 millones de bacterias por mililitro de semen eyaculado. Así que hay una gran batalla allá abajo. 

Actualmente, los investigadores desarrollan probióticos específicos para las comunidades bacteriales vaginales, pero mientras tanto, se recomienda simplemente usar condón u otro método de protección.

Te podría interesar:

La soledad es peor que fumar 15 cigarros al día; generación Z la más sola, según estudio

Salud

Por: pijamasurf - 10/09/2018

¿Una epidemia de soledad?

La soledad parece ser uno de los grandes problemas de la vida moderna urbanizada hipertecnológica. En un estudio realizado en Estados Unidos, en el que se tomó en cuenta la escala para medir la soledad desarrollada por UCLA, se observó que el 46% de los estadounidenses padece ocasionalmente de soledad, de la sensación de sentirse separados o fuera de algo. Los investigadores de CIGNA que realizaron la investigación concluyen que esto es un nivel casi epidémico de soledad.

El puntaje más alto en la escala (48) predominó entre la generación Z, que incluye a los individuos que tienen entre 18 y 22 años, mientras que, sorprendentemente, las personas de 72 años o más reportaron sentirse menos solas, con un score de 39.

En un estudio en el Reino Unido se encontró que los riesgos asociados a sentirse solo son superiores a fumar 15 cigarros al día. Además se halló una relación entre la soledad y el riesgo de desarrollar enfermedades neurodegenerativas, pues la soledad suele derivar en que la gente deje de tener estímulos mentales, los cuales usualmente son provistos por otras personas que nos emocionan o nos retan.

En otra investigación se descubrió que en los individuos que se sienten solos o tienen pocas conexiones sociales el riesgo de morir antes de los 70 años aumenta al 50%, mientras que las personas obesas sólo tienen un 30% de riesgo. Así que sentirse solo y no tener conexiones íntimas es peor que comer mucho y comer mal y fumar.

Ahora bien, hay que decir que estar solo como tal no produce ningún problema físico, sino que es el estrés asociado el que deriva en problemas para la salud. En otras palabras, una persona puede estar sola constantemente y no padecer el efecto negativo de la soledad, pues quizá se siente conectada con lo que hace, etc. Sin embargo, es obvio que tener conexiones emocionales íntimas es bueno para la salud.