*

X

Científicos de Harvard creen que tal vez fuimos visitados por una sonda extraterrestre el año pasado

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/07/2018

Un asteroide que atravesó el Sistema Solar hace unos meses podría haber sido un "velero solar"

El año pasado, una de las grandes noticias en la comunidad astrofísica fue la visita de un misterioso objeto que irrumpió en nuestro sistema solar. Se descubrió que el objeto ahora llamado Oumuamua era un asteroide con forma de cigarro, el primero jamás observado que viajaba desde otro sistema solar. Al observar este objeto, los científicos empezaron a notar ciertas propiedades extrañas que llevaron a algunos a teorizar que tal vez el objeto podría denotar la actividad de una inteligencia extraterrestre. El mismo nombre que los científicos le dieron parece reflejar esta posibilidad: Oumuamua significa "mensajero" en hawaiano. La excitación llegó al punto de que se intentaron "comunicar" con el intruso interestelar.

Esta semana se ha dado a conocer un artículo científico escrito por investigadores del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian en el que se considera la posibilidad de que este objeto, que viajaba a una velocidad de hasta 196 mil millas por hora, tenga un "origen artificial". Los científicos sugieren que Oumuamua puede haber sido una sonda de exploración enviada por extraterrestres de un sistema solar vecino.

La teoría se basa en el "exceso de aceleración" del objeto, es decir, el hecho de que de repente haya acelerado su velocidad al atravesar nuestro sistema, en un patrón de movimiento que lo distingue de un cometa. Si esto fuera así, es posible que se tratara de un velero ligero (light sail) o velero solar, propulsado por la radiación del Sol. Los científicos señalan que "veleros" de dimensiones similares ya han sido diseñados por nuestra civilización, incluyendo el IKAROS Project, y esta tecnología podría ser un lugar común entre civilizaciones avanzadas para transportar cargamentos entre planetas y estrellas.

Otras posibilidades de inteligencia extraterrestre observadas recientemente son algunas señales de radio que parecen haber exhibido ciertos patrones inteligentes, como la teorizada "megaestructura extraterrestre" de la estrella de Tabby (aunque recientemente, los investigadores han postulado una teoría que sugiere que los extraños pulsos de esta estructura se deben al polvo).

Aunque el trabajo de los investigadores de Harvard ha generado enorme interés, acaso por el deseo de no "estar solos" en el universo, otros científicos han contestado a los resultados del estudio realizado señalando que no son completamente convincentes.

Te podría interesar:

Horario de invierno 2018: esta noche se atrasan los relojes 1 hora (y debería ser la última vez que se hace)

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/07/2018

El horario de invierno es el horario "natural" o tradicional (y debería ser permanente)

Este 28 de octubre se llevará a cabo el ritual anual de cambiar de horario de regreso al llamado horario de invierno, que es en realidad el horario natural, o al menos el horario que se había seguido por siglos. A las 02:00 de la mañana el reloj se cambiará a la 01:00 de la mañana, y así "ganaremos" 1 hora de luz en la mañana. 

En las últimas décadas, el cambio de horario ha sido efectuado en numerosos países del mundo siguiendo una supuesta idea global de ahorro de energía y de aumento de producción, sin considerar los biorritmos de las personas y lo que se conoce como la cronobiología. Sin embargo, esta tendencia está claramente cambiando, ya que en años recientes algunos países en Sudamérica han desechado el cambio de horario, y este año la Unión Europea ha anunciado que dejará de hacer el cambio de horario en su bloque de países partir de octubre de 2019.

En líneas generales, los beneficios económicos del cambio de horario han sido poco contundentes y, a la par, se han registrado ciertos indicios de que puede tener efectos negativos en la salud -lo cual es sintomático de nuestra era, en la que la economía se antepone a todo, incluso a la salud más básica-.  

El principal problema está en que los ciclos circadianos que regulan la producción de diversas hormonas como la melatonina, encargada principalmente del sueño, se encuentran determinados por la luz solar, por lo que un aumento de ésta durante el día puede ocasionarnos insomnio, agotamiento, irritabilidad y desorientación. Recientemente, la revista BMC Biology estudió las reacciones metabólicas de 55 mil personas durante el cambio de horario y encontró que sus ritmos circadianos nunca lograron asimilarlo, es decir que no se trata de sólo "unos cuantos días" en lo que nos acostumbramos, sino de poner a nuestro metabolismo en una situación de estrés constante. Asimismo, se han registrado aumentos de accidentes en los días posteriores al cambio de horario, y otros efectos colaterales negativos.

Existe mucha información que resalta la importancia de la regularidad cronobiológica, del equilibrio entre los ciclos de la naturaleza y los ciclos del cuerpo humano, mientras que la información a favor del cambio de horario es muy endeble. Por ello, esperamos que países como México sigan la tendencia de los países europeos y en los siguientes años veamos la desaparición de este moderno rito secular que le da una dimensión artificial a la realidad.