*

X

Estudio muestra que personas que toman pequeñas cantidades de "hongos mágicos" son más inteligentes

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 11/06/2018

Investigadores estudian los efectos de las microdosis de psicodélicos, con resultados prometedores

Un grupo de investigadores canadienses acaba de realizar uno de los primeros estudios sobre los efectos de las microdosis de sustancias como el LSD y los "hongos mágicos". Existe una creciente tendencia de personas que usan psicodélicos para mejorar sus vidas de manera cotidiana; dosis que son utilizadas apenas en el umbral, acaso como se usa el café o el té. Todo esto en el marco de un "renacimiento de la medicina psicodélica".

Los investigadores midieron importantes factores de salud mental y bienestar. Encontraron que los microdosificadores obtuvieron puntajes más altos en pruebas clínicas que miden creatividad, apertura mental y sabiduría y que tienen menos actitudes disfuncionales y emociones negativas. Los participantes fueron reclutados en línea y contestaron diferentes cuestionarios (que puedes consultar aquí). La medición de sabiduría que utilizaron los científicos tiene que ver con la capacidad de considerar múltiples perspectivas, aprender de errores, estar en sintonía con las emociones de los demás y sentirse conectado. Notablemente, las personas que toman microdosis de psicodélicos también son menos neuróticas. Si bien estos indicadores no son lo que tradicionalmente se conoce como "inteligencia", la cual se mide de manera arbitraria con el coeficiente intelectual (IQ), consideramos que sabiduría, apertura a lo nuevo, creatividad y baja neurosis proveen una definición más comprensiva de "inteligencia".

Los investigadores concluyen que el uso de microdosis -uno de los "hacks" de moda en Silicon Valley- es altamente prometedor en el terreno de la psiquiatría y del aumento del performance. Sin embargo, como suele ser el caso, queda la interrogante de si las personas que toman psicodélicos tienen de entrada estas cualidades o es la práctica de las microdosis lo que mejora su salud mental. Se ha teorizado antes que sustancias como la ayahuasca y otros psicodélicos podrían propiciar la neurogénesis. 

Te podría interesar:

Esta es la la solicitud para fumar y cultivar marihuana legalmente en México

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 11/06/2018

Existe ya un formato para obtener permiso para el autocultivo y consumo de cannabis en México

Desde 2017, México legalizó la marihuana con fines médicos, aunque de manera un tanto nebulosa, dejando en manos de la Secretaría de Salud regular quiénes acceden a un permiso para fumar cannabis. Según quedo estipulado:

La siembra, cultivo o cosecha de plantas de marihuana no serán punibles cuando estas actividades se lleven a cabo con fines médicos y científicos en los términos y condiciones de la autorización que para tal efecto emita el Ejecutivo federal.

En realidad, según notó Arturo Zaldívar, ministro de la Suprema Corte, desde hace 3 años existe un campo legal que teóricamente permite que se fume marihuana de manera recreacional:

La Corte determinó que la decisión de una persona mayor de edad de consumir marihuana con fines recreativos —no necesariamente medicinales— pertenece a esa esfera de autonomía personal protegida por la Constitución, ya que a través de dicha actividad se busca experimentar pensamientos, emociones o sensaciones en forma personal e íntima y que, por esa razón, su prohibición absoluta incide o afecta prima facie el derecho al libre desarrollo de la personalidad, por lo que sólo puede ser constitucional si ese grado de intromisión en la esfera de autonomía resulta proporcional a los fines públicos que se buscan tutelar con la medida.

Ahora bien, en la praxis, ni el consumo de marihuana con fines médicos ni su uso con fines recreativos parecen ser legales, en parte porque las personas no conocen los mecanismos legales para ejercer sus derechos, y en parte porque existe una especie de laguna y parálisis (que seguramente no durará demasiado, pues se espera que el gobierno entrante legalice la marihuana).

Las personas que quieren ejercer su derecho de consumir y cultivar su propia cannabis, deben hacer una solicitud ante la COFEPRIS (en el siguiente enlace puedes descargar la solicitud y consultar una guía para llevar a cabo el proceso).

La COFEPRIS ha sido acusada por diversas organizaciones civiles de bloquear las solicitudes y dar largas a las personas que buscan obtener su licencia para consumir cannabis, ya sea médica o recreacionalmente. Ante esto, la dependencia gubernamental ha negado dichas acusaciones y ha declarado:

La COFEPRIS, al día de hoy, ha recibido 534 solicitudes para uso lúdico y personal de la marihuana, de las cuales 9 han sido autorizadas, en atención de mandatos del Poder Judicial, y 180 han sido desechadas; el resto de las solicitudes se encuentran en proceso de resolución. Es importante señalar que de ésas, 290 ya fueron prevenidas aun sin respuesta, con un desistimiento y 57 en proceso de respuesta. Asimismo, se han emitido 305 permisos de importación para diversos medicamentos derivados de la cannabis.

Así que es muy probable que intentar fumar cannabis legalmente en México sea una pesadilla burocrática pero, de todas formas, alguien tiene que empezar a zanjar el camino.