*

X

Nobel de Física explica por qué duda de que exista vida inteligente en el cosmos (y de haberla, eso no nos convendría)

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/09/2018

Gerard 't Hooft cree que una inteligencia extraterrestre en nuestra galaxia nos controlaría y de alguna manera ya sabríamos de su existencia

Gerard 't Hooft es uno de los físicos más distinguidos del mundo, ganador del Nobel de Física en 1999 y uno de los líderes en el estudio de la gravedad cuántica, teoría necesaria para un acercamiento a una "teoría del todo". Gerard 't Hooft fue entrevistado por el diario El País y dio una respuesta sumamente interesante en torno a la vida extraterrestre. Cuando se le preguntó a Hooft sobre si cree que encontraremos vida en otros planetas, contrario a lo que muchos piensan -en un universo tan inmenso como el nuestro-, respondió que era muy poco probable:

Lo dudo muchísimo. Las condiciones para la vida son tan difíciles de encontrar que me sorprendería mucho si se dieran en muchos planetas. Por supuesto hay planetas en los que sucede y eventualmente los descubriremos, pero pueden pasar cientos de miles o millones de años. No creo que se encuentre pronto.

La vida es una cosa, pero la inteligencia sería mucho más rara y difícil de evolucionar, por lo cual:

Si hubiera muchas inteligencias en nuestra galaxia deberíamos haber sabido de ellas ya. De hecho, si existieran estaríamos totalmente controlados, seríamos como animales en un zoo. Esto no ha pasado, lo sabríamos si hubiera sucedido. Una vaca en un prado sabe que existen humanos que de una forma u otra la dominan. Los humanos somos como vacas, pero en nuestro prado no hay más que naturaleza y otras vacas, ninguna inteligencia superior a nosotros.

La idea anterior, aunque viene de una autoridad en el tema, merece disputarse en tanto que revela un cierto antropomorfismo, quizás falto de humildad o de curiosidad. Pues, ¿acaso no sería posible que una inteligencia superior, tan superior como nuestra inteligencia es a la de una lombriz, pudiera ser imperceptible para nosotros? Y si ésta quisiera controlarnos, de maneras que no podemos imaginar, ¿cómo estaríamos seguros de que no lo hace ya? Las vacas saben que existen los humanos, pero ¿lo saben los peces o los insectos? Es difícil decirlo. Y, por otro lado, ¿cómo saber que una raza más inteligente necesariamente buscaría controlarnos? ¿Por qué no ayudarnos a evolucionar? Todo esto es mera especulación, pero lo único evidente es que no sabemos y no podemos descartar las más amplias posibilidades. 

Curiosamente, Stephen Hawking pensaba como Hooft, en el sentido de que creía lógico que una raza extraterrestre nos controlaría o colonizaría -usando el símil de que los extraterrestres podrían ser para nosotros como las expediciones europeas fueron para los indígenas de América-. Sin embargo, Hawking creía, por probabilidad estadística, que la vida debería de ser abundante en el cosmos.

 

Lee la entrevista completa

Te podría interesar:

En sus últimos escritos, Stephen Hawking predijo una raza de superhumanos que destruiría al resto de la humanidad

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/09/2018

Hawking creía que un grupo de seres humano editaría sus propios genes para separarse del resto y podría acabar destruyendo a todos los humanos no aumentados

Un libro póstumo de Stephen Hawking, llamado Brief Answers to the Big Questions, será publicado este mes. Lo primero que se ha destacado de un adelanto del texto que ha entrado en circulación es que Hawking temía la creación de una raza de superhumanos que, editando su propio código genético, podrían aumentarse y acabar destruyendo al resto de la humanidad, una idea similar a la del Homo Deus de Yuval Noah Harari. Hawking escribe:

Estoy seguro de que en este siglo, las personas descubrirán cómo modificar tanto la inteligencia como también instintos como la agresión... Probablemente se tendrán leyes en contra de la ingeniería genética en humanos. Pero algunas personas no podrán resistir la tentación de mejorar características humanas, como la memoria, la resistencia a las enfermedades y la longevidad.

Esta probablemente sea la gran tentación fáustica del futuro. El físico creía que en los próximos mil años como máximo, una catástrofe nuclear o climática acabará haciendo inhabitable el planeta, pero esta raza de superhumanos podrá escapar, mientras que todos los demás perecerán:

Una vez que dichos superhumanos aparezcan, habrá significativos problemas políticos con los humanos no aumentados, quienes no podrán competir. Presumiblemente, éstos morirán, o se convertirán en insignificantes. En lugar de ellos, habrá una raza de seres autodiseñados que se estarán aumentado a un ritmo exponencial. Si la raza humana logra rediseñarse, probablemente se esparcirá y colonizará otros planetas y estrellas. 

Hawking teorizó que, posiblemente, este aumento biotecnológico ocurriría a través de sistemas de edición del ADN como CRISPR/Cas9, el cual permite a los científicos reemplazar genes atrofiados o dañinos con genes nuevos. Este sistema actualmente ya ha sido usado para tratar niños con leucemia. Hoy en día existen ciertas dudas sobre estas técnicas de ingeniería genética -y sus posibles efectos secundarios-, pero es plausible que en un futuro esta u otra técnica permita no sólo eliminar enfermedades, sino también aumentar radicalmente las capacidades de los seres humanos. Evidentemente, esto genera un singular problema ético, que remite a escenarios distópicos como los imaginados por Huxley, Orwell y Dick. Y ahora, también por Hawking.

 

Lee también:

El futuro de la humanidad: ¿sólo los más ricos sobrevivirán y trascenderán la condición humana?

La humanidad se dividirá en 2 castas: una que vivirá 200 años y otra que vivirá 50, según Yuval Noah Harari