*

X

Ondalinda x Careyes: el exclusivo festival en un punto paradisíaco del Pacífico mexicano

Arte

Por: pijamasurf - 11/12/2018

Este evento es una celebración de la vida y el espíritu, una congregación de personas afines que buscan encontrar la inspiración, la belleza y la fuerza espiritual para transformar el mundo

El festival Ondalinda x Careyes, apenas en su tercera edición, es sin duda uno de los más exclusivos y atractivos de México. La revista Vogue lo ha llamado el nuevo (y deluxe) Burning Man, pero mientras que la ciudad itinerante de Black Rock ha crecido hasta el punto de albergar unas 70 mil personas en los últimos años, en esta playa del Pacífico mexicano el aforo es limitado y aunque el festival se está expandiendo, se esperan menos de mil personas.

El festival pretende algo mucho más que poner unos DJs en la playa y pasarla bien un rato. Los 4 días del evento, del 8 al 12 de noviembre, son una celebración de la vida y el espíritu, una congregación de personas afines que buscan encontrar la inspiración, la belleza y la fuerza espiritual para transformar el mundo, según las palabras de sus fundadores, Lulu Luchaire y Filippo Brignone. De acuerdo con Luchaire, que trabajó en Apple y luego se retiró a Todos Santos (Baja California), la idea detrás del festival es reconectarse con la cultura ancestral. El festival pone un especial énfasis en el arte indígena y en los conocimientos chamánicos y medicinales de estas culturas. Cada año, se celebra a cierta etnia (el año pasado fueron los purépechas). El festival cuenta con una galería de arte en la que venden pinturas de artistas indígenas. Y las ganancias son donadas a diferentes comunidades indígenas.

Este año el tema del festival son los alebrijes, en el sentido de ser "animales espirituales personales" y de la conexión que tienen diferentes tradiciones con los animales, en los que encuentran sabiduría, guía y una posibilidad simbólica de transformación.

El line up cuenta con artistas como Oceanvs Orientalis, Nick Barbachano, Viken Arman, Goldcap y KMLN, entre otros.

El boleto al festival llega a costar casi mil 400 dólares, los cuales no incluyen el alojamiento. Así que no es barato, pero no hay duda de que los asistentes serán agasajados con música, paisajes, gastronomía, arte, espectáculos de luz y sonido y demás banquetes multisensoriales. El festival está asociado con Mayan Warrior, el famoso carro alegórico fiestero que todos los años acampa en Burning Man. Cuenta además con temazcales, sesiones de yoga y otras bondades.

Para volar alto a este festival de máximo deleite sensorial, las tarjetas American Express te ofrecen la posibilidad de pagarlo de contado o en parcialidades, además de su servicio 24/7, diseñado para resolver imprevistos en viajes. No vivas esta experiencia sin ellas.

Te podría interesar:

Orson Welles sobre los OVNIs y 'La guerra de los mundos'

Arte

Por: pijamasurf - 11/12/2018

Hace 80 años, Welles condujo el momento más brillante en la historia de la radio y los hoaxes en general

Hoy se cumplen 80 años de la genial dramatización de La guerra de los mundos, la novela de ciencia ficción de H. G. Wells convertida en un fenómeno de histeria social por Orson Welles, el genial actor y director estadounidense. Aunque existen indicios de que la magnitud de pánico que generó la transmisión en el programa de radio The Mercury Theater on the Air fue ampliamente exagerada, se puede afirmar sin lugar a dudas que fue un acontecimiento notable, pues el mismo Welles fue entrevistado al día siguiente por numerosos periodistas y el suceso colmó los diarios. Incluso se generó una petición para que el programa fuera investigado por la Comisión Federal de Comunicaciones.

El programa consistía en una serie de dramatizaciones de obras clásicas y populares, pero Welles contó en 1955 que "hicieron el show lo más realista posible... lo más parecido a lo que hubiera sucedido si el mundo fuera invadido". Utilizaron efectos especiales y la innovadora propuesta de leer la introducción de la novela alternada con boletines de prensa y reportes "en vivo" de descripciones de los platillos voladores marcianos y reportes de científicos de explosiones en Marte, entre otros testimonios brillantemente recopilados. Todo esto surrealísticamente intercalado de jingles, canciones y anuncios. En este encantador video (más abajo), Welles cuenta cómo al final del programa había afuera del estudio numerosos policías, que "no tenían un motivo real para arrestarnos, pero allí estaban (...) Se había convertido en un evento nacional". En un programa rival, un locutor anunció que no había causa de pánico: "¡América no ha caído, repito: América no ha caído!"... 

Pero Welles cuenta numerosas anécdotas de cómo el programa provocó caos en las carreteras y cosas sui géneris como quakers que se habían ido a la montaña y sólo 5 semanas después se logró convencerlos de que los marcianos no habían invadido el mundo. Este fue el hoax de hoaxes y contribuyó, merecidamente, a la fama de Welles.

En el video de 1955, Welles señala que constantemente le preguntan su opinión sobre los platillos voladores, a lo que responde deliciosa y categóricamente:

No tengo opinión sobre ellos... Pero me impresionó leer el otro día que un partido de fútbol en Italia fue suspendido por una de estas apariciones. Los dos equipos dejaron de jugar y se quedaron viendo el cielo. Creo que cualquier cosa que pueda detener un partido de fútbol debe de ser más que una ilusión óptica. Así que debo decir que sí estuve involucrado en lo que aparentemente era una invasión marciana. No sé qué está dentro de esos platillos, si son marcianos o no. Pero nosotros una vez mandamos unos a través de la radio...

Y este es el programa original del Mercury Theater on the Air. Una obra maestra radiofónica. Algunas personas creen que el efecto se produjo debido a que muchas personas sintonizaron el programa cuando ya había empezado.