*

X

Gobierno japonés pagaría hasta 27 mil dólares a sus ciudadanos para que dejen la ciudad de Tokio

Política

Por: pijamasurf - 12/19/2018

Tokio es la zona metropolitana más poblada del mundo y el gobierno japonés quiere darle un poco de aire

Tokio tiene el área metropolitana más grande del mundo, con unos 38 millones de personas y aunque en total la población japonesa ha disminuido en los años recientes, la población de la capital sigue creciendo. Desde hace más de 20 años seguidos, el número de personas que llega a Tokio excede el número que deja el área. Esto es un problema de sobreconcentración en múltiples sentidos. 

Desde hace años el gobierno japonés ha instaurado un programa para estimular a que las personas vivan en otras regiones, bajo el plan "revitalización de las regiones", lo cual incluye recortes en impuestos y otros beneficios. Pero al parecer no ha funcionado del todo bien, por lo que según reporta la televisora NHK, los japoneses podrían recibir hasta 3 millones de yenes para reubicarse fuera de la gran metrópolis. Algo que, ciertamente, no es mala idea.

Se ha dicho también que el gobierno japonés está considerando reubicar a los adultos mayores en poblados fuera de la gran ciudad. Y por otro lado, se ha impulsado una tendencia en los jóvenes a buscar una vida en el campo, más barata, más silenciosa y más sana. Esto mismo ha sido observado en China, como podemos ver en este video sobre millennials que buscan dejar la ciudad para vivir en la montaña.

Ciudades como Niseko, sin embargo, empiezan a gozar un boom de población debido al crecimiento mundial del interés en las pistas de esquí japonesas, conocidas por su excelente poder.

 

Con información de Quartz

Te podría interesar:

La gente empieza a entrar a Los Pinos, la lujosa exresidencia del presidente de México vuelta centro cultural (FOTOS)

Política

Por: pijamasurf - 12/19/2018

El nuevo Centro Cultural Los Pinos abre sus puertas

Este 1o de diciembre en México se produjo el relevo presidencial y Andrés Manuel López Obrador tomó el poder. En un día atestado de eventos y verbena popular, quizás lo más llamativo fue ver cómo cientos de personas entraban por primera vez a la exresidencia oficial del presidente de México, la mansión de Los Pinos, donde habían vivido 14 presidentes y es 14 veces más grande que la Casa Blanca, ahora convertido en museo y centro cultural. Seguidores de López Obrador entraron a ver la mansión vacía y contemplar la opulencia en la que vivían los exmandatarios, y luego pasaron a los jardines, donde se instalaron pantallas para ver la toma de posesión de López Obrador.

Así describe La Jornada este extraño momento de la historia:

Hacia las 11:30 la casa Miguel Alemán ya parece una romería de chilangos, aunque llegan también desde otras entidades. Insólita oportunidad de conocer lo que era la sede poder presidencial.

Aun cuando permanece bajo resguardo castrense, en coordinación con personal de la Secretaria de Cultura, no es ya más el Extinto Estado Mayor Presidencial, sino la Policía Militar la responsable de vigilar que no se cometan excesos. También al personal militar se les percibe sorprendidos, no por los lujos que escondía la residencia, como por la irrupción de ciudadanos que ahora pasean sin restricciones, donde era una zona estratégica de seguridad nacional.

López Obrador anunció desde su campaña que la residencia de Los Pinos dejaría de ser la residencia oficial de los presidentes (él utilizará el Palacio Nacional para asuntos oficiales). La idea es que Los Pinos quede abierto al público, extendiendo esa área del Bosque de Chapultepec y convirtiéndose en un centro cultural, en el cual ya están programados algunos conciertos.

 

El clóset de Enrique Peña Nieto