*

X

China logra lo que ningún otro país antes: aterrizar en el lado oculto de la Luna

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/03/2019

China busca convertirse en una potencia espacial, y parece que lo está consiguiendo

Hoy el gobierno chino consiguió realizar el primer aterrizaje de un dispositivo humano en el llamado “lado oculto” de la Luna, esto es, la parte del único satélite natural de la Tierra que, debido a las condiciones de rotación de ambos cuerpos celestes, permanece siempre oculta a la vista humana.

El logro fue realizado a través del vehículo de exploración Chang’e 4, que fue lanzado el 8 de diciembre pasado y que arribó a la Luna este jueves 3 de enero de 2019 a las 10:26 de la mañana, hora de Pekín.

Hasta ahora, ninguna otra agencia espacial había intentado alcanzar el lado oculto de la Luna, particularmente por las dificultades de comunicación que implicaba esta empresa. En efecto: dado que toda la masa lunar se interpone entre la faz que nunca miramos y la Tierra, las transmisiones entre nuestro planeta y un dispositivo situado en ese lado se consideraban sumamente difíciles, al no existir una “línea directa” que las hiciera posibles.

Para solucionar este problema, el gobierno chino lanzó en mayo de 2018 el satélite “Queqiao” (literalmente “puente de las urracas”), con el propósito exclusivo de establecer un punto intermedio de contacto con el vehículo Chang’e 4 (cuyo nombre evoca al de la diosa lunar en la antigua mitología china). 

Gracias a esta estratagema, el vehículo no sólo pudo aterrizar sino que además envió estas imágenes, las primeras imágenes del lado oscuro de la Luna conseguidas por el ser humano.

“Estamos en proceso de hacer de China una potencia en el espacio”, dijo en esta ocasión Wu Weiren, ingeniero en jefe del Programa Chino de Exploración Lunar.

 

También en Pijama Surf: ¿Por qué la Luna es una piedra pero también una diosa?

Te podría interesar:

Científicos logran producir por unos minutos el quinto estado de la materia en el espacio

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/03/2019

Científicos logran generar un condensado de Bose-Einstein en un cohete espacial

En 1995, un grupo de científicos probó que existe un quinto estado de la materia (además del sólido, gas, líquido y plasma), el cual se puede crear solamente a estados ultrabajos de temperatura. A esto se le conoce como el condensado de Bose-Einstein y es usado para realizar experimentos teóricos en la mecánica cuántica; por ejemplo, para estudiar las ondas gravitacionales. Ahora, por primera vez un grupo de científicos alemanes logró generar un condensado de Bose-Einstein en el espacio, haciendo un experimento en el cohete espacial MAIUS-1.

Los científicos consiguieron que una especie de chip atómico de miles de átomos de rubidio 87 alcanzara una temperatura casi del 0 absoluto, esto es -273.15. El chip atómico es una "trampa magneto-óptica" que atrapa a los átomos de rubidio formados por rayos láser (sí, suena completamente ininteligible y a la vez, como una descripción de ciencia ficción).

Lo maravilloso de esto es que cuando los átomos en gravedad cero alcanzan una temperatura cercana al 0 absoluto su individualidad se desvanece y empiezan a actuar como un "superfluido" o un "superátomo", con todos los átomos vibrando en sincronía, algo que anteriormente ha sido descrito como luz líquida. Este "quinto estado de la materia" tiene propiedades extrañas como cero fricción y viscosidad, y permite que la luz fluya alrededor de los objetos.

Estudiar el condensado de Bose-Einstein es problemático en la Tierra debido a las fuerzas gravitacionales; es por esto que los científicos probaron a hacerlo en el espacio, donde es más fácil realizar experimentos precisos, según dijo Maike Lachmann de la Universidad de Hannover. El vuelo espacial duró apenas 6 minutos en los que se realizaron cientos de experimentos previamente programados, ya que fue en un vehículo no tripulado.