*

X
Philosophy Matters designó como su palabra del año para el 2018 el término "ultracrepidario"

El sitio de divulgación de filosofía Philosophy Matters designó como su palabra del año del 2018 el término "ultracrepidario", palabra usada para referirse a alguien que habla o expresa opiniones sobre algo que está fuera del ámbito de su conocimiento. La palabra fue acuñada en 1819 por William Hazlitt y proviene del latín ultra (más allá) + crepidarius (zapatero), de crepida (sandalia o zapato). Se emplea como complemento de la frase "zapatero a tus zapatos". Así que se utiliza para hablar de alguien que se extralimita y habla de algo que realmente no domina.

La palabra es significativa puesto que en nuestra época casi todos somos ultracrepidarios, opinando en los foros abiertos de las redes sociales, consumiendo información superficial y generalmente ofendiéndonos cuando alguien más no opina como nosotros o como lo que ha sido denominado lo "políticamente correcto", el dogma de la sociedad secular. Ultracrepidarios son los ciudadanos de Twitter y Facebook y otras redes sociales, que confunden la información con la auténtica sabiduría. Sin embargo, hay que decir que esto es un proceso largo, pues personas como Walter Benjamin o T. S. Elliot ya habían se habían alarmado de que la información estaba sustituyendo a la sabiduría. Esto ha llegado a su punto más alto con el llamado dataísmo que predomina en nuestra época: la confianza en el algoritmo, antes que en el pensamiento humano crítico. 

Para el Oxford Dictionary la palabra del año fue "tóxico", un término que fue usado abundantemente sobre todo en contextos psicológicos y de género, pero creemos que la decisión de Philosophy Matters es igualmente interesante.

Te podría interesar:

¿El dinero es tóxico? Rata entra a cajero automático, devora 1.2 millones de rupias y muere

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/02/2019

Una rata hambrienta acabó con una pequeña fortuna en un cajero automático de la India

Un grupo de técnicos de la India se llevó una sorpresa hace unos días, cuando inspeccionaron un cajero automático y encontraron allí una rata muerta. Con la rata, además, hallaron una gran cantidad de billetes hechos trizas: más de 1.2 millones de rupias despedazadas, cuando no simplemente devoradas. Una cantidad equivalente a 18 mil dólares que la rata se llevó a la tumba en un frenesí, acaso similar al de un banquero de Wall Street.

El cajero del Banco Estatal de India (SBI) había dejado de funcionar por varios días, según informaron autoridades del estado de Assam, ubicado en el noroeste de la India. La rata murió antes de poder devorar 1.7 millones de rupias que también se encontraban en el cajero y que fueron recuperadas intactas. Por si nunca habías visto un ATM por dentro:

El caso no parece ser demasiado importante, pero nos deja una interesante punto de reflexión: el dinero es tóxico, al menos lo es literalmente, cuando se devora o cuando se confunde con algo tan sólido como el alimento (más allá de que es posible encontrar otra causa de muerte, como la indigestión, pero en todo caso hay un error de percepción). Quizás muchas personas podrían aprender una lección de esta rata muerta.

 

Aquí puedes ver un video de la rata muerta

 

Con información de Reuters