*

X
Philosophy Matters designó como su palabra del año para el 2018 el término "ultracrepidario"

El sitio de divulgación de filosofía Philosophy Matters designó como su palabra del año del 2018 el término "ultracrepidario", palabra usada para referirse a alguien que habla o expresa opiniones sobre algo que está fuera del ámbito de su conocimiento. La palabra fue acuñada en 1819 por William Hazlitt y proviene del latín ultra (más allá) + crepidarius (zapatero), de crepida (sandalia o zapato). Se emplea como complemento de la frase "zapatero a tus zapatos". Así que se utiliza para hablar de alguien que se extralimita y habla de algo que realmente no domina.

La palabra es significativa puesto que en nuestra época casi todos somos ultracrepidarios, opinando en los foros abiertos de las redes sociales, consumiendo información superficial y generalmente ofendiéndonos cuando alguien más no opina como nosotros o como lo que ha sido denominado lo "políticamente correcto", el dogma de la sociedad secular. Ultracrepidarios son los ciudadanos de Twitter y Facebook y otras redes sociales, que confunden la información con la auténtica sabiduría. Sin embargo, hay que decir que esto es un proceso largo, pues personas como Walter Benjamin o T. S. Elliot ya habían se habían alarmado de que la información estaba sustituyendo a la sabiduría. Esto ha llegado a su punto más alto con el llamado dataísmo que predomina en nuestra época: la confianza en el algoritmo, antes que en el pensamiento humano crítico. 

Para el Oxford Dictionary la palabra del año fue "tóxico", un término que fue usado abundantemente sobre todo en contextos psicológicos y de género, pero creemos que la decisión de Philosophy Matters es igualmente interesante.

Te podría interesar:

Mujer irlandesa que se había casado con el fantasma de un pirata de 300 años anuncia su separación

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/02/2019

El amor entre seres de diferentes dimensiones no es fácil

Una mujer que celebró una boda con un pirata fantasma de 300 años -¿la boda del año en la dimensión desconocida?- ha anunciado su separación, según informa el Irish Post. Amanda Teague, de Louth, Irlanda, se había casado con el pirata haitiano Jack a principios del año, explicando que era su alma gemela. La ceremonia se llevó a cabo en aguas internacionales, cerca de la costa irlandesa.

En ese entonces, Teague había argumentado que su matrimonio no era una broma sino que era un relación espiritual, algo a lo que pocas personas tenían acceso. Anteriormente estuvo casada y tuvo cinco hijos, pero había dicho que su nueva conexión era más fuerte.

Pese a lo anterior, hace unos días Amanda anunció (como todas las cosas importantes hoy en día) en las redes sociales que su matrimonio había terminado. Como podía esperarse, las razones no son fáciles de explicar, pero dijo que las personas "debían ser muy cuidadosas cuando entran en los mundos espirituales, no es algo con lo cual jugar". Tal vez la noticia sea un nuevo revés para el pirata Jack, quien aparentemente fue ejecutado por robar botines en los mares en los años 1700. Anteriormente, Amanda fue también noticia por gastar más de 4 mil libras para mimetizarse con el pirata Jack Sparrow.