*

X

Así se sentía estar dentro de Notre-Dame (un poema de Kerrie O'Brien)

Arte

Por: pijamasurf - 04/17/2019

Un hermoso poema de la poeta irlandesa Kerrie O'Brien sobre sus visitas matutinas a la catedral de Notre-Dame

A continuación presentamos una traducción del poema "Notre Dame", de la poeta irlandesa Kerrie O'Brien, el cual fue primero publicado en el Irish Times. El texto viene muy a propósito del momento en el que buscamos recordar la belleza de la catedral de Notre-Dame y esa sensación única de contemplar sus rosetones, su altar, los arcos de sus techos... Notre-Dame es un templo a la belleza, un lugar en donde sus creadores buscaron imprimir una luz anagógica, es decir, una luz y una forma que eleve al alma hacia los mundos espirituales de la contemplación. Este poema refleja esa sensación de entrar a la catedral y entrar a la vez a un espacio contemplativo, donde es posible que se diluyan las fronteras entre afuera y adentro, o entre la percepción y los objetos percibidos, o incluso entre el cielo y la tierra. 

 

Notre-Dame

Ciertas mañanas

yo era la única

en ver los primeros rayos entrar-

luz

precipitándose a través de los vitrales

espolvoreando todo

rojo rosa oro azul.

La belleza era casi pavorosa

Yves Klein embadurnaba a sus mujeres

de azul

y las arrojaba al lienzo.

Pinceles vivientes

salvajes y escandalosos-

el mismo efecto.

Diferente todos los días

esta cueva cintilante 

una enorme y hermosa cosa encendida.

Siempre sabía

por qué venía.

Azul oro rosa rojo

cayendo como agua

mi paseo por el río,

mi oración por la mañana.

Me acercaba lentamente

y circunambulaba el altar

cruz dorada llameante

en el centro,

anclada raíz aún.

Como es arriba, es abajo

los ojos cerrados

llenando mi corazón 

con su calor

hasta que mi cuerpo

solo era

rosas y sol.

Y el miedo

se deshacía como pétalos 

me creerías si te dijera

que nada se sentía separado.

Notre-Dame

Certain mornings
I would be the only one
To see the first streams of it –
Light
Tumbling through stained glass
Smattering everything
Red gold rose blue.
The beauty almost frightening.
Yves Klein would daub his women
Blue
And hurl them at the canvas.
Living brushes
Haphazard and outrageous –
Same effect.
Different every day
This glittering cave
Big beautiful lit up thing.
It knew and knew
Why I had come.
Blue gold rose red
Falling like water
My river walk,
My morning prayer.
I would step into it slow
Circling the altar
Gold cross flickering
In the centre
Anchored, rooted, still.
As above, so below
Eyes closed
Filling my heart
With the warmth of it
Until my body was
Sunlight and roses
And the fear
Fell away in petals
Would you believe it
If I told you
Nothing felt separate.

Te podría interesar:

El triste y terrible incendio de la catedral de Notre-Dame

Arte

Por: pijamasurf - 04/17/2019

Un día trágico en la historia de la cultura

La catedral de Notre-Dame es uno de los centros de peregrinación más importantes del catolicismo en el mundo, uno de los lugares con más historia en Europa e indudablemente una de las joyas arquitectónicas del orbe. El incendio que ocurrió este día en París, que hizo que se desplomara la aguja central de la catedral (construida en el siglo XIX), es una de las grandes tragedias culturales en la historia de la humanidad, una herida en el alma de la civilización. Se reporta también que los famosos vitrales o rosetones, la maravillosa aportación de la arquitectura anagógica gótica, fueron dañados.

Hasta el momento más de 400 bomberos intentan preservar lo más posible de la catedral, luchando con las llamas. No se sabe bien cuál fue la causa del incendio. Hasta ahora, las autoridades están tratando el trágico incidente como un accidente. Sin embargo, existe enorme especulación sobre lo sucedido, debido a la fecha del suceso y a una ola de vandalismo anticristiano que ha afectado a numerosas iglesias en los últimos años en Francia. Hace 1 mes, ocurrió un incendio en la también icónica iglesia de Saint-Sulpice, sin que se revelara la causa.

Según información de último momento, al menos se ha logrado evitar la destrucción total de la catedral. Aparentemente, se ha contenido finalmente el fuego y la estructura principal de la catedral se ha salvado. El presidente Macron ha anunciado que se reconstruirá la catedral.

La catedral de Notre-Dame es hogar de algunas importantes reliquias del cristianismo, incluyendo la llamada corona de espinas. La construcción de Notre-Dame empezó en 1163 y no terminó sino hasta más de 100 años después, si bien ha habido numerosas innovaciones y renovaciones a lo largo de la historia. La catedral fue dañada y desacrada durante la Revolución francesa -que coronó allí a la diosa secular de la Razón-. Pero en 1845 se inició un importante proyecto de restauración (al cual siguieron otros). Notre-Dame logró sobrevivir la Revolución, dos guerras mundiales y numerosos eventos que amenazaron su subsistencia... y ahora, este terrible incendio la ha devastado. Es realmente un día muy triste. 

Se calcula que más de 12 millones de personas visitan todos los años la catedral (la gran dama de París, que es la sede de la arquidiócesis de París, el lugar donde todos los días oficiaba misa el arzobispo Michel Aupetit). 

En todas las iglesias de París sonaron las campanas invitado a la oración. Cientos de personas se han reunido afuera de la catedral para cantar himnos, rezar el Ave María y presenciar unidos este trágico momento.

 

Esperemos que se logre preservar lo más posible y se lleve a cabo un vigoroso esfuerzo para reconstruir Notre-Dame, uno de los lugares más bellos del mundo y uno de los centros espirituales más importantes de Europa.

Beatæ Mariæ Parisiensis, ora pro eis!