*

X

Por primera vez desde 1882, el Reino Unido generó electricidad sin quemar carbón

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 05/12/2019

En un logro sin precedentes, el Reino Unido generó la energía eléctrica que el país consumió durante toda 1 semana sin el uso de combustibles fósiles

¿Llegará el día en que la humanidad deje de depender del carbón, el petróleo y otros combustibles fósiles? A juzgar por lo que pasó recientemente en el Reino Unido, las probabilidades parecen ser alentadoras.

En efecto, de acuerdo a un anuncio hecho por el Operador del Sistema Eléctrico de la Red Nacional, por primera vez desde 1882, la electricidad del Reino Unido fue generada  sin carbón durante 1 semana.

Como es sabido, en prácticamente todo el mundo la principal forma de generar electricidad ha sido históricamente a través de la quema de carbón, una roca sedimentaria, resultado de la descomposición milenaria de restos vegetales, la cual impulsó en buena medida la Revolución Industrial y en nuestra época aún suministra el 25% de la energía primaria consumida en todo el mundo (sólo detrás del petróleo), y se usa para generar el 40% de la producción mundial de electricidad. Las plantas generadoras de electricidad suelen quemar el carbón para hervir agua y usar el vapor resultante para impulsar inmensas turbinas magnetizadas, cuyo movimiento produce la energía eléctrica.

Con todo, actualmente no hay duda de que los combustibles fósiles son también uno de los principales factores responsables del proceso conocido como efecto invernadero y, por consecuencia, de la aceleración del cambio climático relacionada directamente con las actividades humanas. Asimismo, los residuos resultantes de la quema de carbón también han sido asociados con enfermedades de las vías respiratorias en el ser humano y afectaciones a otras especies de seres vivos (principalmente, el dióxido de carbono).

En ese sentido, la acción implementada por el gobierno del Reino Unido es alentadora, pues de alguna manera hace pensar que un futuro libre de emisiones de gases de invernadero podría ser posible. Los planes del gobierno británico prevén que la totalidad de la energía eléctrica del país pueda liberarse del carbón en el año 2025 y, por otro lado, que para el año 2050 el Reino Unido será un país "cero emisiones", por completo, en todas sus actividades. Un propósito sin duda ambicioso pero, a decir de las autoridades involucradas, asequible.

Entre las formas de generar electricidad consideradas "limpias" se encuentran la energía eólica, la energía nuclear y la energía hídrica (o hidráulica), las cuales tienen también la ventaja de ser energías renovables (lo cual no es el caso de los combustibles fósiles). Quizá la energía nuclear es la más polémica, pues en su historial está asociada a no pocos desastres ecológicos y humanos.

 

También en Pijama Surf: Nikola Tesla, la energía libre y la electricidad inalámbrica

Te podría interesar:

Un testimonio desgarrador de la crisis por la que atraviesa el planeta (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 05/12/2019

La serie documental 'Nuestro planeta', difundida por Netflix, recoge esta escena estremecedora de la crisis por la que atraviesan otras especies por causa de la actividad humana en la Tierra

En los últimos meses se han dado a conocer signos cada vez más alarmantes de la realidad de la crisis ecológica que enfrenta el planeta como resultado de las actividades del ser humano, específicamente su modo de vida basado en la industrialización. Hace poco, por ejemplo, compartimos la nota de una manada de osos polares empujados a una zona urbana de Rusia debido a la ausencia de alimento en su hábitat natural, o el caso de una ballena que murió en una playa de Filipinas con 40kg de plástico en su estómago.

En esta ocasión, la imagen que compartimos proviene de la serie documental Nuestro planeta (Our Planet, Alastair Fothergill, 2019), difundida recientemente por Netflix. En esta serie, en cierto momento se muestra el destino de un grupo de morsas en una región entre Alaska y Rusia, donde han tenido desde siempre su hábitat natural.

En diversas escenas se ve cómo las morsas escalan con dificultad un acantilado para mantenerse en su cima, igualmente con complicaciones, pues sus cuerpos no parecen hechos para caminar y ascender por una superficie pedregosa como aquella donde se encuentran. De hecho, el desafío es tal que cada tanto uno de los animales pierde el piso y cae estrepitosamente, de una altura que a la distancia se sospecha considerable. El resultado son decenas de morsas muertas o heridas fatalmente yaciendo al pie del risco.

Quizá el comportamiento de las morsas nos parezca absurdo, sobre todo cuando se observa que nada a su alrededor las amenaza. Ningún depredador se encuentra al acecho y no parece haber una razón real para emprender la escalada. ¿Entonces?

La respuesta es sencilla. En condiciones normales, las morsas no estarían batallando contra un suelo de tierra sólida, sino que estarían descansando sobre un bloque de hielo macizo. Pero de un tiempo para acá, en esta época del año ya no hay hielo en esa zona del planeta.

Más aún, según algunas estimaciones, si el ser humano no hace nada por cambiar el impacto de sus actividades en el equilibrio general de la Tierra, para 2040 los casquetes polares perderán todo su hielo durante el verano.

¿Qué pasará entonces con todas las formas de vida que hasta ahora se han desarrollado bajo ciertas condiciones? ¿El ser humano tiene el derecho de alterar de esa manera la existencia de otras especies?

 

También en Pijama Surf: Esta gráfica muestra las decisiones personales que realmente combaten el cambio climático